CSIF exige explicaciones a Andreu sobre sus nuevos planes para la sanidad pública
• El verdadero problema del SERIS radica en la falta de profesionales y la incapacidad del Gobierno para conseguir cubrir las necesidades sanitarias de los riojanos
15 de Junio de 2021

LOGROÑO, martes 15 de junio de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, exige a la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, que explique detalladamente cuáles son los nuevos planes de contratación de médicos que anunció ayer (en un nuevo giro inesperado de acontecimientos). Este sindicato teme que no sea otra cosa que la propaganda política a la que ya nos tiene más que acostumbrados.

En este mismo sentido, tal y como viene denunciando este sindicato desde hace años, los problemas de la sanidad pública riojana, al igual que ocurre en otros sectores como la educación, radican en las inferiores condiciones laborales y económicas de nuestros profesionales sanitarios con respecto a las que les ofrecen en otras comunidades vecinas.

Esta situación, que ya puso en evidencia CSIF a finales de 2017 en su informe “A igual trabajo, mismo salario”, es la causante de la incesante sangría de médicos y profesionales sanitarios riojanos hacia otras regiones que les ofrecen mejores condiciones laborales.

Así lo reconocía ayer la propia presidenta cuando confesaba que faltan 30 médicos y que dentro de poco se jubilarán 76 más en nuestra Atención Primaria. Al mismo tiempo, Concha Andreu anunciaba una oferta de empleo público sanitario «con condiciones que no se han tenido nunca en La Rioja» y que esperemos que lleve a las mesas de negociación y, en cualquier caso, haga extensivas al resto del personal sanitario.

Para CSIF, rectificar es de sabios pero estamos hartos de propaganda política como esta que no va acompañada de un informe detallado que contenga todos los datos de dicha oferta extraordinaria y sobre todo de un presupuesto que dé credibilidad al anuncio.

A este respecto, estas declaraciones de la señora Andreu coinciden con la noticia del acuerdo entre el PSOE e IU que será ratificado por la Mesa del Parlamento para que sus señorías puedan disponer de un sueldo nada despreciable de 50.550 euros anuales. Aquí sí que sabemos cuándo, cuánto, cómo y dónde sus señorías van a disponer de tan “seductor” peculio. Por no hablar de la subida de sueldo de sus cargos de confianza.

A este sindicato le gustaría que ese mismo reconocimiento se hiciera con TODOS los profesionales de nuestra sanidad pública que son los que, de verdad, nos están sacando de esta tremenda crisis sanitaria originada por el COVID-19., y que ya no parece un asunto tan prioritario.

En cambio, lo que de momento sí tenemos es el mayor recorte de la sanidad pública riojana de todos los tiempos. Con planes de ambulancias que vienen y van, como los numerosos responsables del SERIS que han tenido que dimitir o cesar durante la etapa Andreu que no acaba con el mal endémico de nuestra sanidad pública que no es otra cosa que pocos profesionales, mal pagados y peor tratados.

CSIF está más que harto de las promesas incumplidas de la presidenta del Gobierno de La Rioja y su Ejecutivo. Andreu mintió a los riojanos cuando prometió hace dos años que iba a reforzar los servicios públicos. A fecha de hoy, sólo tenemos propaganda política, mucha grandilocuencia y un sinfín de anuncios que no acaban de materializarse.

Tras apenas dos años de gobierno, Andreu está (o ha estado, aún no lo sabemos) a punto de cometer el peor atentado contra la sanidad pública al poner en marcha su nueva remodelación de la Atención Primaria, con su “invento” de ambulancias sin personal médico y otra serie de insensateces que deterioran su credibilidad y, lo que es peor, ponen en grave riesgo la salud de los riojanos.

Lo único cierto es que a los profesionales del SERIS afectados por los nuevos planes (desde médicos hasta los celadores), que tenían organizada su vida, sus turnos, sus vacaciones, etc., ahora se les cambian todas esas condiciones de trabajo sin previa negociación alguna, como establece la ley del Estatuto Marco.

De momento, tal y como se viene planteando, los médicos de Urgencias del Hospital San Pedro de Logroño se van a tener que ausentar de su puesto de trabajo para trasladar pacientes a Zaragoza, Vitoria o Burgos, porque los pacientes necesitan un tratamiento que aquí no se les puede ofrecer.

Este plan supone una sobrecarga de trabajo para los profesionales que tienen que cubrir las ausencias y no podrán ofrecer por completo la asistencia de calidad que se merecen los pacientes.

La señora Andreu ha pedido “calma y paciencia”, pero llevamos años soportando graves deficiencias que han acabo por llevar al límite a nuestra sanidad pública que está al borde del colapso total.

Los pacientes de la sanidad riojana necesitan ya que comience un cambio de ciclo, para que sus efectos se empiecen a notar quizás dentro de un año.

Señora Andreu; ya no es tiempo de paciencia, esta se ha agotado, invierta de forma decidida en el SERIS, porque se muere.