Las riojanas ganan un 21,2% menos y casi triplican a los hombres en contratos a tiempo parcial
22 de febrero, Día Internacional de la Igualdad Salarial entre Mujeres y Hombres

• CSIF alerta sobre que la crisis del Covid-19 ahonda en esta desigualdad y reivindica medidas específicas para combatirla, así como incorporar la perspectiva de género en las negociaciones de los convenios colectivos, prestando especial atención a las retribuciones
• De momento, La Rioja es una de la dos comunidades españolas que aún no tienen una Ley de Igualdad
22 de Febrero de 2021

LOGROÑO, 22 de febrero de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de La Rioja, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en la empresa privada, quiere poner de relieve, con motivo del Día Internacional de la Igualdad Salarial entre hombres y mujeres, que se celebra el 22 de febrero, la enorme brecha salarial que existe entre hombres y mujeres en la comunidad riojana, donde las mujeres ganan un 21,2% menos y casi triplican a los hombres en contratos a tiempo parcial.

En concreto, las mujeres riojanas ganan anualmente 17.147 euros de media, 4.610 euros anuales menos que los hombres, que perciben 21.757 euros al año, lo que supone un 21,2% menos, según datos de la Agencia Tributaria actualizados a 2019. Es decir, en La Rioja, la brecha salarial en vez de disminuir está aumentando.

Con motivo de la celebración de este 22 de febrero, Día Internacional de la Igualdad Salarial, CSIF ha presentado un informe sobre diferencias en el empleo entre mujeres y hombres.

La crisis del Covid19 no solo ha supuesto un problema social, sanitario y económico a gran escala, también ha afectado de manera específica al equilibrio entre vida y trabajo entre hombres y mujeres, agravando la de por sí elevada brecha salarial y, de manera singular, cebándose con ellas en el desempleo y el reparto de responsabilidades familiares.

Los datos de la última Encuesta de Población Activa (4T2020) y de la Seguridad Social (enero 2021) nos indican la situación de especial vulnerabilidad que sufren las mujeres también en esta circunstancia excepcional por la pandemia del coronavirus.

De entrada, las mujeres siguen estando discriminadas en el acceso al empleo; según la última EPA la ocupación de ellas es un 15,6 por ciento menor.

Igualmente, según estos mismos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al cuarto trimestre de 2020, la brecha de contratación temporal se ha multiplicado por 6 en el último año.

Aumenta la proporción de mujeres en paro y ocupadas a tiempo parcial respecto a los hombres.

En los matrimonios españoles, por cada 5 hombres en paro hay 8 mujeres.

En la Administración hay casi el doble de mujeres que se acogen al teletrabajo para el cuidado de menores y mayores.

Estos datos demuestran que la precariedad y la falta de estabilidad en el mercado laboral se ceba especialmente con las mujeres, que además se están viendo mucho más afectadas desde el punto de vista laboral como consecuencia de la crisis de la Covid-19.

Como principales reivindicaciones en este ámbito, CSIF La Rioja demanda incluir en los planes de reconstrucción tras la crisis de la Covid-19 medidas específicas contra la situación de desigualdad de las mujeres, incluida la brecha salarial.

Asimismo, reclama que se cumpla el Real Decreto 902/2020, de 13 de octubre, de igualdad retributiva entre mujeres y hombres, así como la incorporación de la perspectiva de género en las negociaciones de los convenios colectivos, prestando especial atención a las retribuciones, según ha explicado la responsable sindical.

En este sentido, para CSIF resulta incomprensible que La Rioja sea junto a Madrid las dos únicas comunidades que aún no disponen de una Ley de Igualdad, cuyo proyecto acaba de presentar la Consejería de Igualdad de La Rioja que, al parecer, no ha tenido tiempo durante casi año y medio de sacarlo adelante.

No podemos permitir un retroceso

Mejorar la representación de la mujer en los puestos de responsabilidad y fomentar la corresponsabilidad para que la conciliación sea compartida entre mujeres y hombres y no penalice a las mujeres también son asignaturas pendientes

No podemos permitir que todo lo que se ha avanzado en los últimos años se pierda como consecuencia de la pandemia y carecer de medidas efectivas que favorezcan la conciliación y el reparto de responsabilidades en el hogar.

De hecho, son considerables las consecuencias que tiene para una mujer que se ve obligada a coger una reducción de jornada o a dejar su trabajo: reducción de salario, cotización y jubilación, merma de las posibilidades de promoción profesional, dependencia económica de la pareja, etc. Todas estas circunstancias condicionan la brecha salarial así como la futura pensión.

Asimismo, con motivo de esta efeméride, CSIF La Rioja quiere reconocer de manera singular a las mujeres que, con todas las dificultades añadidas que suponen las tradicionales desigualdades y situaciones de discriminación, están en primera línea luchando en esta crisis y velando por la salud, las prestaciones y los servicios que recibe la ciudadanía: profesionales de la sanidad, maestras, administrativas, cajeras de supermercado, trabajadoras del campo, trabajadoras de todos y cada uno de los sectores productivos que han sido golpeados por la crisis.