CSIF reclama el pago del complemento de productividad variable para el personal del SERIS
Este año será el primero en una década que se demore tanto su liquidación. Estos profesionales no se merecen semejante muestra de ingratitud por parte del Gobierno autonómico
29 de Junio de 2020

(LOGROÑO, lunes 29 de junio de 2020)

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, reclama el pago del «complemento de productividad variable». Este concepto retributivo figura en las nóminas de todo el personal del Servicio Riojano de Salud (SERIS) y, hasta ahora, en la última década siempre se había cobrado en el primer semestre del año. La Administración todavía no ha dado ninguna explicación por este retraso, que no está justificado a tenor del esfuerzo y dedicación de todos estos profesionales en su lucha frente al coronavirus.

El «complemento de productividad variable» está vinculado al rendimiento y se abona dos años después de su generación. Es decir, el complemento de este año es el correspondiente a 2018. En los últimos tiempos su pago se ha ido retrasando hasta mayo, pero nunca más tarde del mes de junio. Por tanto, este año será el primero en una década cuyo abono se demore hasta el segundo semestre, en caso de que se pague este año.

Las cantidades pueden variar según categorías, en una horquilla comprendida entre los 831 y los 133 euros brutos anuales que se pagaron en 2019.

Resulta chocante que en un año como este, con la crisis sanitaria generada por la Covid-19, durante la cual nuestro Gobierno autonómico y sus representantes no han dejado de agradecer y destacar la magnífica y esencial labor del personal SERIS por su lucha y entrega frente al coronavirus, ya no sólo todavía no se haya premiado económicamente dicho sacrificio sino que ahora se les pene con el retraso en el pago de unas cantidades a las que tienen derecho todos estos trabajadores.

CSIF, que ya ha reclamado el pago del complemento variable en varias ocasiones a lo largo del presente año, critica este injustificado retraso y tampoco ha obtenido ninguna clase de salutación por parte de la Administración cuando se las ha pedido.

Por todo ello, CSIF exige que se abone cuanto antes dicho complemento porque no se trata de ninguna gratificación; es un concepto retributivo ligado a la productividad y esto, después de meses de entrega y dedicación de un personal que está extenuado por el esfuerzo realizado, resulta innegable además de una ingratitud por parte del Gobierno regional.