CSIF denuncia un nuevo colapso y caos en el servicio de Urgencias del San Pedro
La “nueva normalidad” devuelve la habitual sobre saturación de este servicio agravado por la covid-19 y la no renovación del personal de refuerzo

CSIF critica la nula previsión del SERIS y la falta de personal en este servicio cuya plantilla sigue siendo la misma que cuando se inauguró el hospital
25 de Junio de 2020

(LOGROÑO, jueves 25 de junio de 2020)

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, denuncia un nuevo colapso en el servicio de Urgencias del hospital San Pedro de Logroño, que lo devuelve a su habitual sobre saturación anterior a la pandemia, en esta “nueva anormalidad” y sin contar con el personal de refuerzo que se contrató durante el estado de alarma y a los que no se les han renovado sus contratos.

A las 17:30 horas de este jueves, los boxes de Urgencias estaban completamente llenos (ahora no se pueden desdoblar por el coronavirus); toda la Observación se encuentran saturados; la unidad de Preingresos (PH) está completamente ocupada y había 7 ambulancias fuera esperando ingresar a sus pacientes.

Como ya ocurría antes, una enfermera de Urgencias ha tenido que acudir a la unidad PH para atender a los pacientes que se encuentran allí ingresados.

La saturación comenzó su escalada el pasado lunes con un aumento considerable de pacientes que han tenido que ser atendidos con las dificultades de las medidas de seguridad impuestas por el Covid-19, por una plantilla escasa que además ya no cuenta con el personal de refuerzo que se contrató durante la pandemia. Unas contrataciones que deberían haber continuado, tal y como ha estado pidiendo CSIF reiteradamente.

Para colmo, ayer el personal de Urgencias tuvo que atender a un paciente que necesitó reanimación, resultando positivo en Covid-19, por lo que todo el personal que estuvo en contacto con él ha tenido que ser aislado.

Ante esta situación, CSIF reclamado la activación de algún plan de emergencias para poder ofrecer un servicio público de calidad a todos los pacientes y familiares que se ven obligados a acudir a las Urgencias.

Con todo, el sindicato exige al Gobierno regional que se solucione ya este grave problema del servicio de Urgencias del San Pedro, cuyo plantilla sigue siendo la misma que desde que se inauguró. Asimismo pide que se habiliten a la máxima prontitud las plantas y unidades necesarias, dotándolas del personal correspondiente.

Por todo ello, CSIF ha vuelto a agradecer a todos los trabajadores de Urgencias el sobre esfuerzo y la profesionalidad con la que están afrontado esta situación de colapso, siendo los únicos garantes de que el servicio público se mantenga en unas condiciones mínimamente dignas para los usuarios almerienses.