CSIF se suma a los actos de condena a las agresiones sufridas por el personal sanitario
• Los profesionales de Atención Primaria de La Rioja han parado este mediodía durante diez minutos para mostrar su rechazo a las agresiones y en solidaridad con sus compañeros

• CSIF se ha concentrado en el centro de salud de Murillo por ser este al que pertenecen el médico y el enfermero que fueron agredidos ayer
04 de Junio de 2020

LOGROÑO, jueves 4 de junio de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha acudido este mediodía a varios centros de salud de La Rioja para acompañar a los profesionales de Atención Primaria en su rechazo a las agresiones que sufrieron ayer el médico y enfermero del consultorio de Ausejo. Además este sindicato sigue exigiendo que la Administración tome medidas eficaces para evitar estos lamentables hechos y ponga solución real a los graves problemas que padece nuestro sistema sanitario.

El responsable de sanidad de CSIF La Rioja, Ángel Laspeñas, se ha desplazado hasta el centro de salud de Murillo, por ser este el centro de referencia del personal agredido y a petición de los propios trabajadores. El doctor Laspeñas ha pedido “que se dote de mayor seguridad y medios a los centros de atención sanitaria y que se actúe judicialmente contra los agresores”.

De la misma forma, los trabajadores de la sanidad pública riojana han secundado este jueves un "parón" en su jornada laboral de unos diez minutos de duración en sus centros de salud para denunciar este nuevo caso de violencia gratuita contra los profesionales sanitarios y pedir "respeto y comprensión hacia su trabajo".

En concreto, la sanidad pública riojana ha decidido hacer esta concentración tras los hechos denunciados por CSIF y que se produjeron en la madrugada del pasado miércoles en el centro de salud de Ausejo cuando dos sanitarios fueron agredidos en el transcurso de una atención médica a una joven por parte de unos familiares que acompañaban a la paciente.

Por ello, este jueves han decidido concentrarse a las 12,00 horas a las puertas de sus centros médicos y reivindicar que, "más allá de lo deleznable de cualquier actitud violenta" ésta resulta "especialmente grave cuando se dirige a personas cuya labor va dirigida al servicio de las personas que acuden a demandar atención".

CSIF denuncia una vez más que estas agresiones no son hechos aislados sino que se repiten con relativa frecuencia. Sin ir más lejos, ayer también, nuestro sindicato tuvo que denunciar la agresión de un paciente al médico que le atendía en el hospital Carlos III. Lamentablemente, “hemos vuelto a la anormalidad”, aseguraba hoy Ángel Laspeñas en sus declaraciones a los medios.

CSIF recuerda a todos los trabajadores que sufran este tipo de situaciones, y otras derivadas de los riesgos psicosociales, que tienen a su disposición su gabinete de apoyo psicológico y jurídico, CSIFAYUDA.

Ver Galería