CSIF exige negociar ya las condiciones laborales del profesorado en su regreso a la aulas previsto para septiembre
• Los docentes están desconcertados y abandonados por la Administración ante la disparidad de criterios de cada uno de los centros educativos y los riesgos psicosociales sufridos durante la crisis sanitaria
28 de Mayo de 2020

LOGROÑO, jueves 28 de mayo de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, exige al Consejero de Educación, Luis Cacho, que convoque urgentemente a la Mesa Sectorial para negociar las condiciones laborales del profesorado en su regreso a las aulas previsto para el próximo mes de septiembre. Muchos docentes han manifestado a este sindicato sentirse desconcertados y abandonados por la Administración ante la disparidad de criterios aplicados por los distintos centros educativos y los riesgos psicosociales sufridos durante la crisis sanitaria.

En este sentido, las últimas instrucciones de la Consejería de Educación hacen recaer toda la responsabilidad de la apertura de los centros en los directores y resto de docentes y , que además de no disponer de medios, no son técnicos especialistas en prevención y deben organizar la enseñanza telemática a la vez que la presencial. CSIF considera que el curso debe terminarse con la adaptación telemática y comenzar la planificación del nuevo curso con inversión en apoyos y refuerzos.

Dichas instrucciones han creado una gran incertidumbre generalizada en las medidas a tomar en los centros, debida a la heterogeneidad en la manera en que se están adoptando en cada uno de ellos.

Desde el estado de alarma y la instauración del teletrabajo, nuestros docentes vienen acusando una conexión digital permanente, lo que les ha conducido a una sustancial pérdida de su tiempo libre y conciliación de su vida familiar.

En este mismo sentido, cabe censurar el uso profesional de los dispositivos y números de teléfono personales, lo que comporta un menoscabo de la privacidad del profesor, frente a toda la comunidad educativa.

Así mismo, también es preocupante la disponibilidad absoluta que sufren nuestros profesionales, en cuanto a las notificaciones de instrucciones por parte de la Consejería de Educación, produciéndose éstas, en días y horas intempestivas, y sin la razonable antelación para poderlas llevar a cabo correctamente.

Por otra parte, en esta desescalada, CSIF denuncia la ausencia de previsión, ante situaciones derivadas de las medidas preventivas, como por ejemplo el tiempo extra que ocupa la entrada de los alumnos al centro, las compras de material y medios técnicos, etc.

Por tanto, CSIF exige la convocatoria urgente de la mesa sectorial de Educación para negociar las condiciones laborales del profesorado, de cara a la vuelta a las aulas en septiembre.

Este sindicato considera imprescindible prever y contar con los medios materiales y técnicos, junto con los efectivos personales suficientes, con el fin de asegurar, en primer lugar la salud pública, y en segundo lugar, el correcto manejo de la situación actual, teniendo en cuenta las diferentes realidades, y su extensión a toda la comunidad educativa, con la suficiente antelación que permita margen de maniobra.

CSIF recuerda a la Administración que es su obligación velar por la conciliación de la vida personal y laboral de nuestros docentes, otorgando flexibilidad y adaptación horaria a la nueva situación, en todos los casos en que sea necesario, respetando en todo momento, la vida privada de cada profesional.

También es obligación del empleador poner a disposición de los trabajadores los medios necesarios, además de salvaguardar su derecho a la intimidad, protegiendo sus datos personales, de modo que no tengan que estar expuestos ante toda la comunidad educativa, y sus posibles consecuencias.

Con este fin, nuestro sindicato ofrecemos a sus afiliados un servicio indispensable en estos momentos: CSIF AYUDA PROFES; un gabinete multidisciplinar, con profesionales especializados en tratar y paliar los nocivos efectos derivados de esta tremenda situación originada por la crisis sanitaria de la Covid-19 y las consecuencias del estado de alarma.