CSIF espera del nuevo gobierno regional diálogo y mejora de las condiciones de los empleados públicos
. CSIF se congratula que PSOE-IU se hagan eco de las ideas que esta organización sindical lleva reivindicando durante años.
08 de Julio de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, siempre ha defendido la independencia sindical frente a cualquier pertenencia política. CSIF siempre ha intentado no emitir valoraciones políticas que no tengan relación con las cuestiones laborales, único campo en el que como organización sindical se debe mover.

Esa idea tan básica, permite ser objetivo e imparcial en la labor sindical y ver con perspectiva las actuaciones políticas. El único objetivo de CSIF es defender cada día un servicio público de calidad basado en unos empleados públicos bien preparados y retribuidos.

En los últimos días ha visto la luz el acuerdo para un gobierno de izquierda y de trasformación para La Rioja.
Una vez leído con detalle dicho acuerdo, CSIF se congratula que los políticos se hagan eco de las ideas que esta organización sindical lleva reivindicando durante años.

CSIF se ha caracterizado siempre por la defensa firme de los servicios públicos en todas sus áreas por lo que debe estar de acuerdo con todas las medidas que se tomen en este sentido.

Del mismo modo, cualquier decisión se debe tomar desde el diálogo, el consenso, la responsabilidad y la transparencia como asegura el documento. CSIF comparte algunas de las medidas que se exponen en cuanto a sanidad y educación y se puede avanzar de la mano hacia unos servicios de calidad, con unos empleados públicos incentivados y unas condiciones laborales dignas.

Este sindicato ya ha criticado reiteradamente el gasto de fondos públicos para subvencionar empresas privadas, sean colegios o servicios sanitarios.

La atención primaria es el primer baluarte de la sanidad riojana y es una esperanzadora señal que se tengan en cuenta las reivindicaciones del personal, aunque desde CSIF se sigue reivindicando la mejora de la atención especializada y de su personal, elementos que no se mencionan en este documento.

La transformación digital, es un reto incuestionable en una sociedad avanzada. En este sentido, CSIF desea que en su desarrollo en la Administración Pública, se tenga en cuenta la opinión de los trabajadores y se establezca una informática al servicio de los usuarios y no al contrario. Tristemente tanto los empleados públicos como los usuarios están acostumbrados a recibir avances informáticos y luego tenerse que acoplar a ellos.

CSIF recomienda que se consulte a los funcionarios de justicia para que se adecue el nuevo palacio de justicia.

CSIF siempre ha entendido que se debe acceder a la función pública con los criterios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad. Es la única forma que garantiza la objetividad e imparcialidad de los empleados públicos. Por eso CSIF considera tremendamente desacertado que se integrara en el servicio Riojano de Salud, la Fundación Hospital de Calahorra sin cumplir los trabajadores esos criterios. Por ello, se debe arbitrar una salida a través de un proceso selectivo, en el que se valore la capacidad de cada candidato.

Ya que, como se refleja en el acuerdo, se deben seguir en todas las actuaciones los principios de diálogo, consenso y responsabilidad, es obvio que CSIF como sindicato representativo en la Comunidad Autónoma de La Rioja acceda al Consejo Económico y Social, órgano que pretende recuperar el futuro Gobierno de La Rioja.

Por último, CSIF reivindica puntos que no se encuentran en el acuerdo firmado en temas tan importantes y trascendentales para los empleados públicos de administración general, como:
. Una nueva Ley de Función Pública que desarrolle en nuestra Comunidad el EBEP.
. Una Carrera Profesional decente, centrada en el puesto de trabajo, y que iguale tanto en las condiciones económicas como de consolidación de derechos, con la carrera del SERIS.
. Recuperación absoluta de los derechos económicos pendientes tras la suspensión ejecutada por el último gobierno socialista de la Nación (bajada de un 7,5% de media de los salarios de los empleados públicos), y más teniendo en cuenta el incremento económico de los alcaldes y concejales, y la anunciada profesionalización del Parlamento.
. Un plan de igualdad de la Administración para sus empleados, pendiente desde 2007.
. Una mejora de las condiciones económicas de los empleados públicos riojanos, hasta su equiparación con las comunidades limítrofes (País Vasco y Navarra), en aplicación del artículo 46 del Estatuto de Autonomía.