CSIF denuncia el maltrato de Logroño Deporte con sus monitores deportivos
A estos trabajadores se les ha impuesto un ERTE sin ofrecerles ninguna otra solución a sus ya de por si precarios empleos
18 de Enero de 2021

(LOGROÑO, lunes 18 de enero de 2021) La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, denuncia el maltrato de Logroño Deporte hacia sus monitores deportivos, al enviarlos a un ERTE sin tener en cuenta la precariedad de sus trabajos, la mayoría fijos discontinuos con jornadas reducidas y con unos sueldos que no se han actualizado desde hace más de diez años. En concreto, Logroño Deporte ha impuesto el ERTE a los monitores deportivos que ejercen su labor a partir de las cinco de la tarde en los polideportivos municipales. Estos monitores están indignados porque la medida sólo afecta a los trabajadores con una situación laboral más precaria, mientras que no afecta para nada a otros niveles altos donde, como todos saben, abundan puestos de confianza con unos sueldos considerables, algunos de difícil justificación. Lo más curioso es que no todos los centros deportivos permanecerán cerrados, algunos seguirán abiertos para clases “federadas” o “seudofederadas” que, al parecer, tienen inmunidad frente al Covid-19. También resulta paradójico que se mantengan las clases de mañana, ocupadas generalmente por personas mayores (de riesgo), y se suspendan las de la tarde, con asistencia de personas más jóvenes, es decir, de menor riesgo. Nos preguntamos qué se quiere evitar: los polideportivos, las horas, el personal de riesgo… Este sindicato recuerda el beneficio que representa siempre la práctica deportiva, y especialmente ahora frente al coronavirus. No creemos que haya más riesgo en un polideportivo con buena ventilación que en un teatro, sin ir más lejos. Por otra parte, los datos científicos avalan que con una buena condición física disminuye el riesgo de hospitalización por la COVID-19. Además, según un informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias dependiente del Ministerio de Sanidad se asegura que sólo el 0,28 por ciento de los brotes y el 0,22 por ciento de los casos se producen a través de las actividades deportivas. En este sentido, CSIF no entiende por qué el Gobierno de La Rioja no ha mantenido como “esencial” la actividad física en los polideportivos de Logroño o se les haya permitido a los monitores dar sus clases on-line, como se hizo el pasado mes de marzo. Este sindicato pide al concejal de Deportes del Ayuntamiento de Logroño y presidente de Logroño Deporte, Rubén Antoñanzas, que si el municipio tiene dinero para gastar en todos esos proyectos “tan vistosos”, y por los que sale continuamente en los medios de comunicación, se preocupe un poquito más de los trabadores, unos empleados que lo suelen dar todo, en unas condiciones laborales muy precarias y por 10 euros a la hora.