CSIF agradece la rápida respuesta del Gobierno regional ante la desprotección de los trabajadores de los pisos tutelados
• Los trabajadores de Lagunduz, empresa adjudicataria de este servicio, han recibido hoy el material solicitado por CSIF, gracias a la diligencia del director general de Dependencia, Discapacidad y Mayores del Gobierno de La Rioja
20 de Marzo de 2020

LOGROÑO, 20 de marzo de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, denunció ayer públicamente que los trabajadores de los pisos tutelados por el Gobierno de La Rioja y que forman la plantilla de la empresa adjudicataria de este servicio, perteneciente al Grupo Lagunduz, no contaban con ningún elemento de protección frente a un posible contagio por coronavirus. Hoy tenemos que agradecer la diligencia del director general de Dependencia, Discapacidad y Mayores del Gobierno de La Rioja, Santiago Urizarra Varona, quien tras ver la nota en los medios de comunicación, se puso rápidamente en contacto con este sindicato y esta misma mañana estos trabajadores ya disponían del material de protección necesario para su integridad y la de los usuarios de dicho servicio.

CSIF no puede decir lo mismo de Lagunduz, que ha sido muy reacia a aportar el material de prevención e incluso nos ha pedido un protocolo de actuación que ellos deberían no solo conocer sino tener establecido en esta crisis o en cualquier otra situación de riesgo, tal y como establece la LPRL.

Este sindicato advierte del enorme peligro de contagio por COVID-19 al que se enfrentan los trabajadores y los usuarios de este servicio, personas todas ellas muy vulnerables al contagio, dado que no pueden adoptar las medidas preventivas recomendadas: separación de 2 metros, evitar contactos, baños individuales, etc.

Por tanto, CSIF reitera su agradecimiento al Gobierno de La Rioja y especialmente al señor Urizarra por su rápida respuesta y gestión para resolver la complicada situación a la que se enfrentan los trabajadores de los dos pisos tutelados de Logroño, quienes están realizando una encomiable labor.