CSIF denuncia que Eulen incumple su deber de facilitar el cuadrante anual a sus trabajadores
• CSIF exige a la Administración un control más estricto de las empresas contratistas y su obligación de cumplir los convenios de aplicación durante todo el periodo de ejecución del contrato
17 de Febrero de 2020

LOGROÑO, 17 febrero de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de La Rioja, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, denuncia que la empresa Eulen Seguridad S.A. todavía no ha proporcionado a su plantilla la “cartelera anual”; un cuadrante anual donde figuran los días de trabajo y libranza de cada uno de los trabajadores.

Este documento, indispensable para conciliar la vida laboral y familiar, debería estar a disposición de los trabajadores desde el pasado 1 de diciembre, según dispone tanto el Estatuto de los Trabajadores (art. 34.6) como el propio Convenio Estatal de Empresas de Seguridad (art. 52.2) que protegen los derechos de estos empleados que prestan sus servicios de seguridad en todas las dependencias del Servicio Riojano de Salud (SERIS); es decir, en los centros de Salud, Hospital San Pedro, Hospital de La Rioja, etc.

En concreto, Eulen Seguridad se hizo cargo de este servicio el pasado mes de agosto y, como tenía que elaborar los cuadrantes anuales, obligó a estos trabajadores a decidir sus vacaciones antes del 31 de octubre del pasado año. En cambio, durante este tiempo, la empresa ha ido entregando los cuadrantes de trabajo mes a mes, sin que los trabadores puedan planificar su vida familiar ni las libranzas durante el año.

CSIF sigue denunciando los reiterados incumplimientos de esta empresa, no solamente con algo tan importante como es la cartelera anual, sino también con su deber de proporcionar ropa y uniformes adecuados, o por descontar de la nómina el día de “libre disposición”, al que tienen derecho estos trabajadores por convenio.

En este sentido, la empresa siempre ha sido muy reacia a proporcionar a los vigilantes los uniformes y la ropa básica para desempeñar su trabajo. CSIF ya tuvo que reclamarlos el pasado mes de noviembre. Aun así, hay trabajadores que todavía no disponen de ropa tan necesaria en este tiempo como jerséis o pantalones de invierno.

Por otra parte, CSIF insta a la Administración a vigilar sus contratos con las empresas, tal y como establece la Ley 9/217 de Contratas del sector público.

CSIF no va a escatimar ningún esfuerzo para que la empresa cumpla con sus obligaciones y atienda las numerosas reclamaciones que ha efectuado ya este sindicato, pero si todos estos requerimientos, ante la empresa y la Administración, no surten efecto, tampoco descartamos otras acciones, incluida la vía legal.