Rojas Hermanos presenta concurso de acreedores
• CSIF, que tiene la mayoría sindical de los 60 trabajadores de esta fábrica de somieres de Lardero, ha recibido con absoluta sorpresa e indignación la noticia, al no haber sido informado debidamente
08 de Diciembre de 2019

LOGROÑO, jueves 5 de diciembre de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato con mayor representación en la empresa Rojas Hermanos, ha recibido con sorpresa e indignación la noticia de la presentación del concurso de acreedores por parte de la dirección de esta fábrica de somieres de Lardero y que deja en la calle a una plantilla de 60 trabajadores.

Los trabajadores han reaccionado con el mismo estupor al ser informados ya que, hasta ahora, los camiones de reparto han salido con la misma regularidad que siempre. Incluso la empresa tiene contratados a trabajadores a través de ETT, para poder cumplir con todos los pedidos.

La plantilla ha conocido las intenciones de la empresa de aplicar este procedimiento legal que se origina cuando una empresa pasa por una situación de insolvencia en la que no puede hacer frente a la totalidad de los pagos que adeuda.

El concurso de acreedores abarca las situaciones de quiebra y las de suspensión de pagos, términos que todavía no ha podido aclarar CSIF que cuenta con tres delegados sindicales de los cinco que forman el comité.

Los únicos indicios que pudiera tener la plantilla de la mala situación de la empresa se produjeron el pasado mes de octubre cuando no se les pago una quincena de salarios —estos trabajadores cobran por quincenas, fruto de un acuerdo alcanzado con la firma—y que todavía adeuda la empresa. La noticia ha caído como un jarro de agua fría, de la noche a la mañana y sin ningún miramiento por parte de la empresa.

De confirmarse los peores pronósticos, Rojas Hermanos, una empresa referente hasta ahora, dejaría en la calle a 60 trabajadores en vísperas de la Navidad.

CSIF tiene una reunión con la dirección la próxima semana, en la que velará por los intereses de todos los trabajadores y vigilará escrupulosamente para que todo el proceso sea rigurosamente legal y en el que los derechos de los trabajadores sean respetados en su integridad.