CSIF denuncia la inseguridad del personal de la Residencia de Personas Mayores de Lardero
•Este sindicato ha solicitado a Servicios Sociales que intervenga de manera rápida para solventar los diferentes problemas que actualmente hay en el centro
25 de Enero de 2019

LARDERO, viernes 25 de enero de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha requerido la intervención inmediata de la Secretaría General Técnica de Servicios Sociales para que solvente de forma rápida los diferentes problemas que sufren actualmente los trabajadores de este centro.

CSIF traslada así las numerosas quejas de los profesionales de esta residencia que tienen que soportar a diario amenazas verbales e intimidaciones de algunos usuarios con problemas asociados a su avanzada edad y cuyo perfil dista mucho de los residentes para los que realmente están diseñados estos centros.

En concreto, dichos usuarios insultan, amenazan y llegan a agredir al personal que les atiende y a otros residentes, creando un mal ambiente y problemas de convivencia intolerables para quienes lo sufren a diario.

A CSIF le consta que algún trabajador ha causado baja por el estrés que sufre la plantilla ante situaciones muy conflictivas y demasiado frecuentes.

CSIF entiende, y así se lo ha transmitido a la Administración, que estas personas problemáticas deberían ser derivadas a otros centros más acordes y preparados a su demanda.

Por otra parte, CSIF también ha solicitado que se cubra la plaza vacante de médico, ya que el centro carece de este profesional desde el pasado mes de noviembre.

CSIF considera que las personas mayores tienen derecho a una asistencia de calidad y que con estos y otros tantos problemas asociados no se les puede garantizar de ninguna manera. Es la Administración la quien tiene que dar una respuesta y solución inmediata. En este caso, los Servicios Sociales de nuestra comunidad deberían poner todos los medios a su alcance para asegurar la convivencia pacífica y, ante todo, la seguridad de los empleados y usuarios de los centros que dirigen.