ALTADIS - ÚLTIMA HORA
07 de Abril de 2016

Crónica de Daniel Varona – Delegado de CSIF en el Comité Negociación de Altadis

Esta semana nos hemos reunido con la empresa una vez más y salgo con sensaciones enfrentadas. Por un lado como es sabido, la empresa ha decidido unilateralmente cerrar la fábrica de Logroño por el mero hecho de ganar más dinero. Por otro, ha rechazado prácticamente la totalidad de los puntos de nuestra plataforma negociadora, muy trabajada y ambiciosa por parte de CSIF.

De momento, solo nos oferta 277 recolocaciones, de las cuales 106 en Polonia, 32 en Alemania y 139 en Cantabria. Una oferta con trampa, como les gusta a las empresas. La situación es kafkiana. Ahora sumamos al problema del cierre de la planta riojana, con prejubilaciones en Santander para hacer hueco a los compañeros de Logroño, pero sin atender a criterios de edad y antigüedad, solo al de puesto de trabajo. Es decir, pretenden enfrentar a los trabajadores y a sus representantes usando medidas poco ecuánimes y nada solidarias.

Tras acordar con la empresa la realización de un 70 % de la consigna y asumir el cierre injusto de la única fábrica de cigarrillos de España, nos torpedean las soluciones que van surgiendo con medidas que no son aceptables por discriminatorias y nada justas.

Este proceder de la Empresa mina las negociaciones, calienta los ánimos y hace que los intereses de los más antiguos se enfrentes a los no tan veteranos, ya no solo en Logroño sino también en Santander.

Esta semana han convertido una buena noticia, como es abrir los traslados a Santander en un arma arrojadiza entre los trabajadores.

Desde CSIF, condenamos esta práctica empresarial e instamos a la tranquilidad entre los trabajadores. Reclamamos a la dirección que nos aclare situaciones y puestos en Santander, y condiciones en Alemania y Polonia. La semana próxima seguiremos negociando a ver si encontramos algúnpunto de encuentro en esta dramática solución.