CSIF exige inversión adecuada para garantizar la seguridad del regreso a las aulas  
·      Disminución de las ratios, aumento de personal, enfermeras en todos los centros escolares y creación de infraestructuras, son vitales para conseguir que el comienzo del próximo curso escolar no sea un desastre

·      CSIF se reserva emprender las medidas de presión y de reivindicación profesional que estime oportunas para evitar un contagio masivo en las aulas durante el curso 20-21 

20 de Agosto de 2020

(LOGROÑO, jueves 20 de agosto de 2020) La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, considera imprescindible que el Gobierno de La Rioja destine una partida presupuestaria concreta y suficiente para garantizar la seguridad de alumnos y trabajadores en la inminente vuelta presencial a las aulas el próximo curso escolar, para el que tan sólo faltan dos semanas y media. En este corto espacio de tiempo, la Consejería de Educación debería poner los medios necesarios y apartarse del Plan de Contingencia que fue apoyado por CCOO y UGT, según las propias palabras del consejero, sindicatos que ahora se quejan de las mismas vaguedades e incertidumbres que les han llevado a convocar movilizaciones e incluso “huelgas” en otras comunidades. En este mismo sentido, CSIF considera imprescindible una partida presupuestaria extraordinaria para hacer frente a la pandemia en las aulas que garantice la aplicación de una serie de medidas que este sindicato lleva reclamando desde hace meses sin obtener respuesta clara y firme por parte de la Administración. Medidas imprescindibles En concreto, CSIF reclama una bajada de las ratios de alumnado por aula, desdoblando grupos, para poder respetar las distancias de seguridad (no se puede entender que en la calle se prohíban grupos de más de 10 personas y, en las aulas, más de 25 alumnos). Para ello será necesario un aumento de las plantillas del profesorado, en cualquier escenario, desde el inicio de curso; un aumento del personal de limpieza, administración, control, integración social y servicios educativos y complementarios; una dotación en todos los centros de personal de enfermería; y un aumento de los recursos para la atención a la diversidad en todos los centros. También es imperioso habilitar espacios auxiliares y complementarios para ampliar la distancia de seguridad y aislamiento recomendada por las autoridades sanitarias. Una de las principales preocupaciones de los directores de los centros es precisamente esta, ante la imposibilidad de disponer de espacios suficientes, ya que los que existe en la actualidad son los que son, claramente insuficientes, si no se crean otros nuevos. Como medida adicional de prevención, CSIF sigue exigiendo pruebas serológicas y PCR sistemáticamente para todos los trabajadores (empleados públicos o empresas privadas) que se reincorporen a sus puestos de trabajo después de una prolongada ausencia, sea por vacaciones o el motivo que sea. A estas alturas, esto es una obviedad, como el uso generalizado de las mascarillas frente al Covid-19. Homogeneización de medidas CSIF entiende que es muy importante homogeneizar las medidas en toda España, según cada escenario. Un Plan de Estado que contemple y salvaguarde dicha paridad para no menoscabar la igualdad de oportunidades de los alumnos. Evitar efectos perniciosos entre CCAA y el uso político de estas cuestiones. Así, nos llama la atención que ante un similar PCG, ciertos sindicatos convocan huelga en Madrid (que nosotros no descartamos) pero aquí dan su beneplácito a la Consejería, cuando las reivindicaciones y situación son muy similares en ambas comunidades. Movilizaciones Asimismo en otras comunidades autónomas, idénticos sindicatos han convocado movilizaciones del profesorado para los primeros días de regreso a las aulas y no descartan hacerla indefinida. Desde CSIF no descartamos nada pero creemos que es preferible poner soluciones adoptando las medidas propuestas por este sindicato y plantear alternativas a los posibles escenarios según evolucione la pandemia en los próximos meses; antes de tomar cualquier medida drástica que perjudique a nuestros alumnos y sus familias. Para CSIF, aunque en La Rioja se haya perdido un tiempo precioso durante los últimos meses, siempre hay tiempo para corregir errores, desarrollar un Plan de Contingencia más acorde con la realidad a la que se van a enfrentar alumnos y profesores dentro de poco. La Administración Educativa de la La Rioja debe realizar la inversión económica suficiente para dotar al sistema público de los recursos necesarios en profesorado. El aumento de plantilla anunciado no va a ser suficiente si la pandemia continúa con el avance de los últimos días en nuestra comunidad. En la actual situación, mucho nos tememos que nos encontramos en el peor de los escenarios, por todo ello, pedimos a la Administración educativa que ponga sobre la mesa, datos concretos y creíbles de la cantidad de cupos que tiene previsto contratar y cómo va a gastar el dinero que le va a ser transferido desde el Estado. CSIF continúa reclamando toda la información que solicitó en la última mesa sectorial y que todavía no nos han facilitado. Una vez obtenida esa información, y con la premisa de que una huelga en el sector no es nuestra principal prioridad ni es la mejor opción para la educación pública, si las medidas y explicaciones no nos convencen, CSIF se reserva emprender las medidas de presión y de reivindicación profesional que estime oportunas para evitar un contagio masivo en las aulas durante el curso 20-21.