CSIF pide la dimisión inmediata de la directora general de Educación por su arbitrariedad y nulo talante democrático
MESA SECTORIAL DE EDUCACIÓN
• CSIF considera que la incomparecencia del consejero Cacho en la mesa sectorial le inhabilita para seguir al frente de Educación

• CSIF seguirá todos los cauces jurídicos abiertos ante la grave y reiterada vulneración de la libertad sindical que se ha producido durante las últimas semanas en la Administración regional
30 de Julio de 2020

LOGROÑO, jueves 30 de julio de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha pedido la dimisión inmediata de la directora general de Educación por su desprecio hacía este sindicato que tiene una amplia representación sindical entre los trabajadores de la enseñanza pública y que ayer fue apartado sin motivo alguno de las negociaciones a puerta cerrada que mantuvo María Josefa Iriarte con sólo un sindicato, desvirtuando las posibles negociaciones que puedan tener lugar hoy en la mesa sectorial de educación que está absolutamente condicionada y prostituida por el pacto de ayer, donde no pudieron participar el resto de sindicatos de la educación pública que representamos a más del 77 por ciento de dichos trabajadores.

En este mismo sentido, CSIF considera que la incomparecencia del consejero de Educación, Luis Cacho, en esta mesa sectorial es otra muestra más de su incompetencia al delegar en sus subordinados las negociaciones de ayer y las de este jueves, para no tener que justificar y responder al aluvión de criticas desde todos los sectores de la comunidad educativa.

Para CSIF, los «pactos y pactitos» a puerta cerrada y sin la transparencia que debe presidir todo acto en las administraciones públicas que legitimen dichos acuerdos, ponen en entredicho el talante democrático de los máximos responsables de la Consejería de Educación y los debería descartar ipso facto de cualquier responsabilidad pública para los que, evidentemente, no están dotados.

La directora general excluyó ayer a CSIF de las negociaciones que quería formalizar en la intimidad de su despacho con un solo sindicato, por lo que invitó a los representantes de la Central Sindical a abandonar la sala de la reunión de su Consejería que administra como el titular de la misma y como si se tratase de un “cortijo privado”.

A CSIF se le exigió ayer “cita previa” para entrar en la Consejería. Por lo que este sindicato se pregunta si a CCOO se le pidió también el mismo requerimiento y en tal caso, si ya tenían ese permiso, cabe suponer que el paripé de un encierrillo que apenas duró 2 horas y media estaba ya pactado de antemano. Como es de suponer que estaba también estaba acordado el pacto que se firmó en dicho despacho.

CSIF no recuerda que ninguna Administración haya cedido a la voluntad de un solo sindicato ante la presión de seis delegados protestando en un despacho durante menos de tres horas. Ha esto se le llama coloquialmente “montaje”. Pensar otra cosa es un insulto a la inteligencia de cualquier persona.

Por otra parte, CSIF también critica la hipocresía de algunas organizaciones sindicales que con su firma han avalado las últimas decisiones y disposiciones de Cacho que recordemos fueron rubricadas también por la presidenta Andreu con una gran puesta en escena y un enorme despliegue publicitario.

Los mismos sindicatos que entregaron un «cheque en blanco» al Gobierno regional son ahora los que se encierran durante un rato en la Consejería o piden la dimisión de Cacho, en un ejercicio de pantomima sindical que no engaña a nadie.

Ante tanta farsa y engaño, los grandes perjudicados son todos los integrantes de la comunidad educativa (trabajadores docentes y no docentes, padres y alumnos) que ahora mismo son víctimas de los devaneos políticos de la Consejería de Educación que no está priorizando a los trabajadores, alumnos y familias en su gestión.

Por todo ello, CSIF seguirá todos los cauces jurídicos abiertos para exigir responsabilidades en su ámbito de competencias. Es decir, en todo aquello que atañe a la vulneración de derechos fundamentales de libertada sindical, por todos y cada uno de los hechos acontecidos en los últimos meses en la Consejería de Educación, que este sindicato considera muy graves y con serias consecuencias para los trabajadores de las administraciones públicas, docentes y no docentes.