CSIF reclama un modelo de pago del verano más justo para los interinos docentes
• En La Rioja se generan situaciones de verdadero agravio que podrían evitarse fácilmente volviendo al acuerdo de 2005, con el requisito de los 168 días trabajados
• CSIF también luchará para que los interinos con los requisitos en alguno de los cursos escolares desde 2012 hasta ahora se les reconozca, al menos a efectos de antigüedad, los meses de verano
10 de Marzo de 2020

LOGROÑO, 10 de marzo de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, reclama a la Consejería de Educación que se establezca un modelo del pago durante los meses de verano más justo para los interinos docentes de La Rioja que el que se aplica en la actualidad y que este sindicato considera discriminatorio y alejado del principio básico de “a igual trabajo, mismo salario”, que debe prevalecer en todas las administraciones públicas y por el que este sindicato lleva luchando desde hace décadas.

Los criterios que se vienen aplicando para el cobro de los meses estivales de los interinos docentes han sido muy distintos a lo largo del tiempo y dependiendo de que comunidad autónoma se trate.

Para poder disfrutar de este derecho en La Rioja hubo que esperar a 2005. De esta forma, todos los funcionarios interinos que hubiesen encadenado un periodo de trabajo de 5 meses y medio durante el curso escolar tenían derecho a cobrar los meses de julio y agosto. Y así se mantuvo hasta el año 2012, cuando desapareció en La Rioja y en la mayoría de las comunidades autónomas.

Desde entonces, la situación a lo largo y ancho del territorio español ha variado mucho. Muchas CCAA optan por fijar el periodo mínimo de trabajo en 168 días que no tienen que ser necesariamente consecutivos, como por ejemplo Navarra, Madrid, País Vasco, Castilla y León o Asturias.

El reconocimiento de las vacaciones también varía según dónde nos encontremos. Hay comunidades en las que no se percibe retribución económica pero sí se reconoce el periodo vacacional a efectos de antigüedad. También hay comunidades en las que se pagan las vacaciones y otras en las que se disfrutan esos días con una prórroga de contrato.

En La Rioja tenemos una de las situaciones más restrictivas de España. Cobran verano aquellos funcionarios interinos que están ocupando una vacante o aquellas sustituciones que comenzaron antes del 1 de octubre y siguen vigentes a 30 de junio, siempre que no haya interrupción de contrato.

En el resto de casos, se cobra la parte proporcional a 1 mes de vacaciones prorrogando el contrato durante los días que correspondan según el tiempo trabajado. Sin embargo, debido a la dificultad a la hora de conseguir la cobertura de ciertas vacantes, todos los años se dan casos de funcionarios interinos que, habiendo ocupado una vacante, se quedan sin cobrar los meses de verano por haber sido nombrados a partir del 1 de octubre.

También se dan casos de docentes que han cubierto una sustitución hasta el día 29 de junio pero que, al incorporarse el titular de la plaza antes del 30 de junio, no perciben los meses de julio y agosto.

Desde CSIF entendemos que a mismo trabajo debe haber mismos derechos y condiciones laborales. Ahora en La Rioja se generan situaciones de verdadera injusticia que no deberían tener lugar y que se podrían evitar fácilmente volviendo al acuerdo de 2005, con el requisito de los 168 días trabajados.

En mismo sentido, CSIF entiende que no puede haber diferencias entre comunidades autónomas. De hecho, esta organización sindical continuará trabajando hasta volver, como mínimo, al acuerdo anterior, de forma que los docentes con vacante de curso completo y aquellos que hubiesen trabajado al menos cinco meses y medio puedan acogerse a este derecho.

CSIF también luchará para que los interinos que hayan cumplido este requisito en alguno de los cursos escolares desde 2012 hasta ahora se les reconozca, al menos a efectos de antigüedad, los meses de verano.