CSIF exige a Educación que priorice la oferta de plazas públicas sobre las concertadas
• La disminución de alumnos debería servir para mejorar la calidad de la enseñanza, reduciendo las ratios en las aulas
• CSIF defiende que el dinero público se debe destinar a financiar la enseñanza pública
14 de Mayo de 2019

LOGROÑO, martes 14 de mayo de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, exige a la Consejería de Educación que priorice las plazas públicas sobre las concertadas; al mismo tiempo que recuerda a la Administración que las subvenciones a centros privados a través de los conciertos educativos se justificaban como complemento a una red pública que no podía cubrir una creciente demanda de plazas escolares, una situación que ya no da.

CSIF entiende que la falta de alumnado por la caída de la natalidad debe suponer una oportunidad para la reducción de los conciertos con los colegios privados y, por tanto, del esfuerzo económico que supone para el contribuyente el mantener unos conciertos que, en muchos casos, ya no tienen sentido.

No es casualidad que cerca de los centros públicos de Logroño, Lardero y Villamediana, donde se pretenden reducir líneas, existan colegios concertados con un volumen de oferta escolar realmente exagerada.

Para este sindicato, que siempre se ha mostrado como un firme defensor de la enseñanza pública sin ningún tipo de ambages, la Consejería de Educación sigue abusando de los conciertos en detrimento de la enseñanza pública.

La Administración regional debería aprovechar la disminución de la población infantil para mejorar la calidad de la enseñanza pública, reduciendo el número de alumnos por aula o ratio. Y, en cualquier caso, primero se tendrían que ofertar las plazas públicas para, una vez cubiertas estas, ofrecer las concertadas.

En noviembre del pasado año, CSIF ya manifestó su indignación por el pacto entre el Gobierno de La Rioja, representantes de los centros concertados y determinados sindicatos, mediante el cual se destinaron 653.569 euros de las arcas públicas a mejorar las nóminas de los profesores de la enseñanza concertada.

Como sindicato, CSIF no está en contra de las mejoras salariales de ningún colectivo, pero cada uno en su ámbito de negociación. Los colegios privados deberían remunerar a sus trabajadores convenientemente y con respecto a sus convenios colectivos, pero no a costa de los trabajadores de la enseñanza pública que tantos recortes han sufrido en los últimos años.

Con su intención de reducir líneas en cinco centros públicos y sólo uno de la concertada, una vez más, el Gobierno de La Rioja está favoreciendo a la enseñanza concertada en detrimento de la pública. Algo que CSIF critica abiertamente ya que, para este sindicato, el dinero público debe servir, única y exclusivamente, para financiar la enseñanza pública.