CSIF no suscribirá un acuerdo que sólo conseguirá retrasar aún más la recuperación de los derechos de los docentes riojanos
25 de Septiembre de 2018

LOGROÑO, martes 25 de septiembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, no aceptará retrasar aún más la recuperación todos los derechos que tenían los docentes riojanos antes de los severos recortes impuestos a todos los empleados públicos en lo últimos años.

En la Mesa Sectorial de Educación de mañana se firmará un acuerdo insuficiente para CSIF y que, a pesar de recoger algunas de nuestras reiteradas reivindicaciones, no contempla la principal demanda de nuestros docentes y de este sindicato: la recuperación inmediata de la jornada lectiva en Secundaria y establecer en Primaria una jornada lectiva de 23 horas .

A partir de mañana, los docentes riojanos estarán más lejos de disfrutar de una jornada lectiva que ya disfrutan sus homólogos de otras comunidades como Andalucía; Extremadura; País Vasco; en Canarias, dentro de pocos meses, y en otras muchas se recuperarán cuando acaben sus actuales negociaciones.

Este sindicato no entiende como los mismos sindicatos que, junto a CSIF, han negociado y firmado estás condiciones más ventajosas para los docentes de las citadas comunidades, mañana vayan a firmar este arreglo.

Para CSIF este acuerdo contempla la recuperación parcial de algunos derechos que o bien son insuficientes o ya han sido devueltos por el Estado o lo hará inminentemente, como así lo ha anunciado.

En concreto, nos referimos a la compensación por baja laboral (IT) o la equiparación del permiso de paternidad con el de maternidad.

En cuanto a los días de libre disposición, según el acuerdo de mañana, aquí serán dos, y con muchas condiciones, mientras que en otras comunidades como Madrid duplican los días de este permiso con respecto a La Rioja.

En esta Comunidad Autónoma se daban todas las condiciones para conseguir la reducción de jornada de forma inmediata, ya que cumplimos con todos los requisitos económicos necesarios previstos en la normativa, pero al parecer ni Gobierno ni otras organizaciones han querido considerar este importante dato en sus extraños pactos.