CSIF Y LA COMUNIDAD EDUCATIVA SE CONCENTRAN EN APOYO DE LOS TRABAJADORES DE SERVICIOS AUXILIARES DE LA UNIVERSIDAD DE LA RIOJA
CSIF considera que la UR es la principal responsable de la situación de desamparo de estos trabajadores que no podrán celebrar el 1 de Mayo
25 de Abril de 2018

LOGROÑO, 25 de abril de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF),sindicato más representativo en las administraciones públicas, se ha concentrado este miércoles junto con la comunidad educativa de la Universidad de La Rioja (UR) para apoyar a los diez trabajadores de servicios auxiliares que perderán su puesto de trabajo el próximo 1 de mayo, después de muchos años de servicio en esta Universidad, por la puerta de atrás, sin indemnización y sin derecho al paro.

Recordamos que la UR adjudicó recientemente sus servicios auxiliares, tras una subasta electrónica, a otra empresa que no quiere hacerse cargo de la subrogación de estos trabajadores, alegando que no está obligada a ello, dado que ni los pliegos se lo imponen ni el convenio colectivo que señala la Universidad obliga a dicha subrogación.

CSIF responsabiliza a la UR por estos despidos, entre otras cosas, por no incluir en los pliegos de contratación el convenio colectivo de aplicación a estos trabajadores, haciendo referencia en su lugar a un convenio de empresa que no es de aplicación en nuestra comunidad autónoma.

Basta con realizar una consulta en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 5 de mayo de 2016 (nº 109 sec. III, página 30216) para comprobar que dicho convenio solamente es de aplicación en las provincias de Madrid y Barcelona.

Por otra parte, en el Boletín Oficial de La Rioja del 28 de julio de 2014 (BOR, nº 93) se publicó la extensión del Convenio Colectivo de Trabajo del Sector de Servicios Auxiliares de la Comunidad Foral de Navarra, al mismo sector de la Comunidad Autónoma de La Rioja. El artículo 12 de dicho convenio estipula la obligación de subrogarse en todos los derechos y obligaciones laborales a la empresa entrante.

Esta manifiesta torpeza, propiciada por la información inexacta aportada por la UR, ha facilitado, junto con el sistema de subasta electrónica, la adjudicación de los servicios auxiliares de la UR a una empresa que ha pujado muy por debajo del coste salarial real de estos puestos de trabajo, y la negativa de esta empresa a seguir contando con la plantilla.

Por su parte, CSIF ya ha conseguido el compromiso de la actual empresa, Servigesplan, para regularizar la situación de estos trabajadores, que ahora serán encuadrados en el Convenio Colectivo de aplicación en La Rioja y percibirán las diferencias salariales del último año.

CSIF invita al Equipo rectoral a sumarse a los esfuerzos de este sindicato para conseguir que estos trabajadores puedan celebrar el 1 de Mayo conservando sus respectivos puestos en la Universidad de La Rioja, donde han prestado sus servicios con compromiso, responsabilidad y diligencia.