CSIF rechaza la inaceptable exclusión del personal de Comisaría de Policía en esta nueva etapa de vacunación del Covid19
• Este sindicato sigue reclamando que se vacune cuanto antes a todos aquellos trabajadores que desempeñan servicios esenciales para la ciudadanía durante toda esta crisis sanitaria
26 de Febrero de 2021

LOGROÑO, 26 de febrero de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector de la empresa privada, reprocha a la Administración que no se haya incluido a todo el personal de la Comisaría de Policía de Logroño en la nueva etapa de vacunación frente al Covid19, al considerar que la totalidad de la plantilla de estas dependencias realiza un trabajo esencial para la ciudadanía durante toda esta crisis sanitaria.

Es obvio que en los planes de vacunación deben tener una preferencia todos aquellos que están en primera línea de lucha frente al virus. Y esos colectivos ya están vacunados o en trámites para que se vacunen.

Así lo entendemos desde CSIF, como no puede ser de otra forma, pero también creemos que ha llegado la hora de inmunizar a todos aquellos que tienen contacto directo con el público. Esto también debería ser una obviedad.

Ayer jueves se comenzó a llamar a los empleados públicos que trabajan en la Comisaría de Policía de Logroño y se les ha dado cita para que se vacunaran a partir de este viernes.

La sorpresa ha surgido cuando hoy mismo, estando citados ya algunos de estos empleados públicos, se ha dado la contraorden, al parecer desde el Ministerio de Sanidad, de que únicamente se vacunaría a los policías menores de 55 años.

Entendemos perfectamente que el contacto de un policía que esta en la calle exige que se le vacune lo mas pronto posible, pero también nos parece que se debe de vacunar de inmediato a todos los trabajadores que están cara al público como los que prestan su servicio en la Comisaría de Policía. Se trata de una plantilla formada por dieciséis funcionarios y dos laborales.

Por ello desde CSIF denunciamos la situación y exigimos que se continúe con el calendario de vacunación de todos los trabajadores que desempeñan su labor “cara al público”. Que, si se procede a vacunar por centros de trabajo, se vacune a todos los trabajadores de dicho centro. Y que a la mayor brevedad posible se vacune a los mayores de 55 años. Es una franja de edad que se ha quedado en “tierra de nadie” y esto resulta muy peligroso para los ciudadanos y los propios servidores públicos.