SEPE. Los ERTE Desbordan Las Oficinas de Empleo.
Al Director del diario “El País”.
15 de Abril de 2020

“LOS ERTE DESBORDAN LAS OFICINAS PÚBLICAS DE EMPLEO” Al Director del diario “El País”. Estimado Sr.: Desde CSIF, Sindicato más representativo en el conjunto de Administraciones Públicas y con una presencia creciente en la empresa privada, permítanos hacerle las siguientes consideraciones al hilo del artículo publicado en el día de hoy en su diario, con referencia a la capacidad del Servicio Público de Empleo Estatal ante la presentación de los “ERTES”. Que el número de expedientes que se señala de suspensión de la relación laboral y de reducción de la jornada de trabajo (en virtud del artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores) ha desbordado al Organismo, es un hecho innegable. Pero para informar a la ciudadanía con cierta verosimilitud hay que observar indefectiblemente una serie de cuestiones, evitando sesgar las causas que nos han llevado al mismo. A modo de referencia, que nos encontramos ante una situación inédita y de consecuencias aún impredecibles en el orden social, resultado de detenerse en la práctica totalidad y con extrema rudeza el tejido productivo del conjunto del País. Partiendo de esa premisa, la presentación de la avalancha de ERTES que se publicitan, 450.000, que suponen los ya constatados por la autoridad laboral, además de la –presumiblementeingente cantidad que resta por verificar. A fecha de hoy, 14 de abril, alrededor de tres millones de personas trabajadoras en España ya se han visto afectadas por la suspensión de su contrato o la reducción de la jornada como consecuencia del mencionado COVID-19, y este duro revés que han sufrido se ha de mitigar, en la medida de lo posible, tramitando y reconociendo prestaciones por desempleo a todas ellas, cometido que iniciamos DE INEMDIATO tras decretarse el estado de alarma. Y no es sólo la gestión y el reconocimiento de los “ERTES” mencionados. TAMBIÉN la prestación a la que pueden acceder los trabajadores fijos discontinuos y aquellos que realizan trabajos fijos y periódicos que se repiten en fechas ciertas que, como consecuencia de esta crisis, no sean llamados a reincorporarse a sus puestos de trabajo en las fechas previstas, o vean interrumpida su actividad. TAMBIÉN el subsidio por desempleo EXCEPCIONAL por fin del contrato temporal, para el conjunto de personas trabajadoras sujetas a este tipo de vinculación. Por último, y TAMBIÉN, el subsidio para las personas trabajadoras del hogar. Además de dicha carga de trabajo extraordinaria, ingente y adicional, no se debe obviar que continuamos tramitando y reconociendo las prestaciones por desempleo “habituales” contenidas en nuestra extensa carta de servicios: solo en el mes de febrero, el número de beneficiarios de prestaciones por desempleo fue de 2.002.205 personas. Así que, en su conjunto, podemos estar hablando de una nómina que supere con holgura los seis millones de beneficiarios y que puede crecer exponencialmente a medida que vayan transcurriendo los meses. Y cada prestación por desempleo tiene detrás una persona, con su propia casuística personal y laboral, que no puede asimilarse a ninguna otra a los efectos de una “automatización” de forma generalizada en la gestión de la totalidad de expedientes. Reseñar que la planificación para acometer la extraordinaria demanda del servicio a la ciudadanía que ofrece nuestra Organización no se hizo esperar, aun con las tremendas dificultades que se han ido superando en tan corto espacio de tiempo: *- La adecuación de nuestros sistemas informáticos, no ya solo para seguir dando una eficaz respuesta en el abono de las prestaciones con un extraordinario incremento respecto al mes anterior, sino también para facilitar el teletrabajo a una gran parte de los trabajadores adscritos a la red de oficinas de prestaciones –con la complejidad que ello supone de acceso a todo tipo de aplicaciones- para seguir prestando este servicio esencial, además de la puesta en producción de programas que están permitiendo una mayor agilidad en determinados trámites, en tiempo récord. *- La elaboración, en jornadas maratonianas, de las sucesivas instrucciones y criterios en materia del reconocimiento de las prestaciones por desempleo, que ofrecen la debida seguridad jurídica a nuestros usuarios, e implementadas prácticamente de la mano a la publicación de las medidas en el orden social dictadas por el Ejecutivo. Además, y en este sentido, no debemos obviar que se está contestando a miles de consultas tanto de los propios gestores de las prestaciones como de las empresas afectadas por las suspensiones de actividad y sus gestorías, que solicitan innumerables aclaraciones.. Seguir leyendo en documento adjunto