Los funcionarios de prisiones trasladan sus reivindicaciones al Parlamento de La Rioja
CONCENTRACIÓN FUNCIONARIOS DE PRISIONES FRENTE AL PARLAMENTO DE LA RIOJA

• Entre otras cuestiones, los sindicatos reclaman la subida salarial para los empleados públicos, la reposición de 47 vacantes o un plan de prevención de agresiones

• También insisten en la necesidad de recuperar las negociaciones que el Gobierno suspendió unilateralmente el pasado mes de septiembre
28 de Enero de 2019

LOGROÑO, lunes 28 de enero de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, junto con el resto de sindicatos de la Prisión de Logroño, ha acudido hoy al Parlamento de La Rioja para recabar el apoyo de los grupos parlamentarios en sus reivindicaciones frente al Gobierno Central. Los sindicatos trasladan así sus movilizaciones de las puertas de centros penitenciarios a las puertas de los parlamentos regionales.

Los funcionarios de prisiones llevan movilizados desde hace meses y han protagonizado varias jornadas de huelga a nivel nacional. Exigen recuperar las negociaciones que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (IIPP) suspendió de forma unilateral el pasado mes de septiembre. Y que, de una vez por todas, resuelva las demandas, tanto de Recursos Humanos como económicas, de estos trabajadores.

La Plataforma de Prisiones, formada por UGT, CSIF, ACAIP, CIG y CCOO, junto con los trabajadores del Centro Penitenciario de Logroño, se han concentrado este mediodía, en la Plaza del Parlamento, para protestar por sus condiciones laborales. Se trata de una convocatoria nacional dirigida a los empleados públicos de todos los centros penitenciarios del país. Previamente, a las 11 horas, los representantes sindicales se han reunido con la presidenta del Parlamento, Ana Lourdes González, para comunicarle su situación.

En el Centro Penitenciario de Logroño, pedimos más dotación de personal y de medios, ya que su plantilla de trabajadores de vigilancia tiene actualmente 47 vacantes, con un grave problema de envejecimiento de la plantilla. Precisamente, la falta de personal es una de las causas fundamentales del aumento de las agresiones que se viene produciendo en los últimos años.

A este respecto, los sindicatos consideran necesario que, de forma urgente, la Administración Penitenciaria implante una verdadera política de prevención de riesgos laborales y desarrolle programas de tratamiento y prevención de la violencia en las cárceles.

Otro de los grandes problemas del colectivo es la pérdida de poder adquisitivo, que alcanza el 14%, que viene agravada por brechas salariales injustificadas entre puestos de trabajo iguales, como consecuencia de la clasificación por categorías de los centros. En este sentido, los sindicatos instan a la actualización de la categoría del Centro Penitencio de Logroño, que ostenta una de las más bajas de España y, en consecuencia, sus trabajadores cuentan con unos de los peores salarios.

Además, los empleados no tienen posibilidad de acceder a promoción interna, carrera profesional ni a concursos de traslados, y están sufriendo recortes en formación y en acción social.

Asimismo, los sindicatos denuncian que la Administración está desmantelando la Sanidad Penitenciaria y que sigue privatizando servicios.

Estos sindicatos, que ostentan la mayoría de la representación sindical, llevan 1 año de intensa campaña de movilizaciones, que incluyó 6 huelgas generales en los meses de octubre y noviembre de 2018, para denunciar la situación de deterioro público de la prisión de Logroño, visibilizar el abandono que sufre el colectivo penitenciario y reivindicar unas mejoras salariales justas para los empleados públicos que en ella trabajan.

Ver Galería