CSIF-A reivindica la importante labor de los vigilantes con motivo del Día de la Seguridad Privada y denuncia la falta de medios y el intrusismo que soportan
ACTUALIDAD | EMPRESA PRIVADA
19 de Mayo de 2022
  • Con motivo de esta efeméride, que se celebra el 21 de mayo, la central sindical reclama una mayor protección para este colectivo, que suma unos 20.000 trabajadores y trabajadoras en Andalucía

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía, sindicato mayoritario en las Administraciones Públicas y con presencia creciente en la empresa privada, ha reivindicado la importante labor que desarrollan los vigilantes de seguridad, que suman unos 20.000 trabajadores y trabajadoras en Andalucía, y ha denunciado la falta de medios y el intrusismo al que se enfrenta dicho colectivo con motivo del Día Nacional de la Seguridad Privada, que se celebra este sábado 21 de mayo.

La central sindical destaca que, “pese a las dificultades a las que se enfrenta el personal de la Seguridad Privada por falta de medios y por el constante intrusismo que padece en el ejercicio de su profesión, este colectivo demuestra un intenso esfuerzo por garantizar la seguridad y el bienestar de la ciudadanía, fruto de un compromiso y una preparación exhaustiva”.

El sector de Empresa Privada de CSIF-A lamenta las pérdidas socioeconómicas que ha sufrido el colectivo de vigilantes de seguridad privada, que rondan el 30% en las tres últimas décadas, y considera que es necesario introducir medidas que eviten el deterioro de sus condiciones laborales y repongan parte de los derechos arrebatados al colectivo.

Asimismo, la central sindical lamenta que “en repetidas ocasiones, los vigilantes de seguridad privada siguen siendo víctima de agresiones, por lo que hace un llamamiento a las empresas del sector para que tomen las medidas necesarias de protección y garanticen así la seguridad y la salud de las plantillas.

El sector de Empresa Privada de CSIF-A reclama también un mayor control para evitar el grave problema del intrusismo que padece el colectivo de vigilantes, pese a que la ley 5/2014 de Seguridad Privada es muy clarificadora con respecto a su contratación por parte de empresas autorizadas y que su incumplimiento se encuentra severamente castigado.