CSIF denuncia el “deplorable estado” de muchas sedes judiciales y la dispersión de sedes que sufre Jaén
JUSTICIA
07 de Septiembre de 2021
Foto de archivo 25 de agosto. Derrumbe techo en Granada
  • El sindicato denuncia la falta de iniciativa de la Junta para resolver esos problemas y reclama “que sea diligente y dignifique estos espacios

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha denunciado el estado “deplorable” de muchas de las infraestructuras judiciales de Andalucía y “la falta de iniciativa de la Junta para resolver esos problemas”, por lo que le ha reclamado “que sea diligente y dignifique estos espacios”. Aprovechando que este lunes se ha celebrado el acto de apertura del año judicial 2021-2022, el sindicato ha recopilado deficiencias y carencias y ha detectado hasta una veintena de puntos negros, como sedes con plagas de cucarachas y ratas o una planta situada sobre una fosa séptica, además del viejo problema de la falta de espacio y el “hacinamiento”, con el riesgo que eso supone en medio de una pandemia.

El Sector de Justicia hace un llamamiento a la Dirección General de Infraestructuras Judiciales y Modernización Digital para “solucionar el estado de las sedes que necesitan una intervención urgente”, como ya han denunciado los delegados de prevención del sindicato ante los correspondientes Comités de Seguridad y Salud en cada provincia. El último episodio ha sido el derrumbe del techo de un juzgado de Primera Instancia en Granada, pero hay más obstáculos generalizados, como la dispersión de las instalaciones, de ahí que CSIF exija al director general que “se coordine con los ayuntamientos para negociar cesiones, alquileres o compras y atajar ya ese problema”. “El desconcierto del ciudadano cuando acude a uno u otro edificio es habitual”, ha advertido Moreno.

Según el Sector de Justicia de CSIF en Jaén, el mayor inconveniente en Jaén capital es la dispersión, con doce sedes judiciales en total, “por eso vemos a los funcionarios por la calle con carritos trasladando los expedientes de una sede a otra”, ha detallado Roberto Vázquez, responsable de CSIF Justicia en Jaén. “El antiguo proyecto de la Ciudad de la Justicia de Jaén, que data del año 1996, tiene por objeto unificar en una sola sede a todos los órganos judiciales de Jaén capital, actualmente se encuentra paralizado por un trámite burocrático en el Ayuntamiento de Jaén, mientras tanto se está pagando un elevado coste en alquileres de sedes”, denuncian desde el sindicato.

Además de esta dispersión en Jaén capital, las sedes no se encuentran adaptadas para ser órganos judiciales, son principalmente pisos donde se instala un juzgado. “Solo por poner unos ejemplos, urge la búsqueda de una sede nueva al Juzgado de lo Penal nº 3 de Jaén que no tiene espacio para la plantilla ni para los expedientes que tramitan o en el Registro Civil de Jaén, que se ubica en el sótano de la Audiencia Provincial, las cucarachas andan a sus anchas, además del olor a humedad de esa dependencia, que no tiene espacio suficiente para atender a los ciudadanos”.

Además, otras infraestructuras judiciales que se encuentran en mal estado o no reúnen los requisitos son los archivos de los juzgados, debido a la gran suciedad y falta de espacio. Especialmente las sedes judiciales de Andújar y Alcalá la Real, donde en esta última se ha interpuesto una denuncia por falta de salubridad.

Con respecto a las sedes judiciales de nuestra provincia, los partidos judiciales de Úbeda y Linares sufren también la dispersión de sedes.

En Linares, el Juzgado Mixto nº 4, donde se llevan los asuntos de violencia contra la mujer, además de las falta de espacio que sufren los funcionarios, son inexistentes las salas/dependencias que ese tipo de juzgado necesita.

En el Juzgado Mixto nº 2, también de Linares, CSIF presentó ya hace meses, un escrito denunciando que en el archivo provisional de expedientes se les está cayendo la pared a trozos. Además, en dichas instalaciones, hubo una fuga de agua que ha inhabilitado durante un tiempo la dependencia de la sección penal del dicho órgano y, por supuesto, no se puede olvidar la caída del techo que se produjo hace algún tiempo en el Registro Civil.