CSIF-A reclama a la Junta una “apuesta real” por el teletrabajo como opción voluntaria y pide celeridad para regular esta modalidad laboral de forma estructural
ACTUALIDAD | AGJA
27 de Agosto de 2021
  • El sindicato reprocha a la Administración que en un año no haya sido capaz de hacer un planteamiento en firme al respecto y cree que “la pandemia no puede seguir siendo una excusa” para no avanzar en un marco normativo permanente

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha reclamado a la Junta de Andalucía una “apuesta real” por el teletrabajo como opción voluntaria para las empleadas y los empleados públicos andaluces y ha demandado celeridad para regular de forma estructural la modalidad laboral no presencial en la Administración autonómica.

Según ha explicado la vicepresidenta de CSIF Andalucía, Yolanda Salgado, “es fundamental que la Junta comience de verdad a dar pasos firmes en este sentido” y ha recordado que “hace más de un año se creó, en el seno de la Mesa General de Negociación Común del Personal Funcionario, Estatutario y Laboral de la Junta de Andalucía, una comisión sobre el teletrabajo a la que, por el momento, la Administración no ha sido capaz de llevar un planteamiento en firme y con vocación de futuro sobre esta modalidad laboral, a pesar de que las organizaciones sindicales sí hicimos con prontitud nuestras aportaciones al respecto”. “De hecho, fue la Junta la que incumplió su compromiso y a día de hoy seguimos esperando su propuesta”, ha añadido.

“Se trata de regular una cuestión de gran relevancia y prioridad en la defensa de los derechos de las trabajadoras y trabajadores de la Junta”, ha manifestado Salgado. “Si bien durante muchos meses lo urgente quizás ha eclipsado lo importante, la pandemia no puede seguir siendo la excusa de la Junta para no abordar una regulación permanente de la modalidad laboral no presencial”, ha añadido la responsable sindical.

“Es imprescindible avanzar en una regulación estructural del teletrabajo, tal y como han hecho ya otras comunidades autónomas, y hacer realidad la modalidad no presencial como opción voluntaria compatible con el trabajo presencial”, ha apuntado la vicepresidenta de CSIF-A. En este sentido, ha precisado que regiones como Extremadura y Castilla y León han llevado la delantera y cuentan con normativa al respecto desde 2018, mientras que otras, como Madrid, Aragón, Castilla La Mancha o Galicia, han impulsado recientemente la regulación estructural del teletrabajo.

La futura regulación andaluza deberá identificar los puestos susceptibles de realizarse a través de esta modalidad, los medios materiales y digitales necesarios para desarrollarla adecuadamente y con garantías, especialmente en lo que se refiere a ciberseguridad, así como la prevención de riesgos laborales asociados a este tipo de desempeño --fundamentalmente de tipo psicosocial--, según ha detallado.

“Como consecuencia de la crisis de la Covid-19, se ha venido aplicando en la Junta de Andalucía un teletrabajo provisional, impulsado por la necesidad de contener el virus y por las medidas sanitarias establecidas por las autoridades, pero ahora se trata de poner los cimientos de una norma que regule, con visos de futuro, una modalidad laboral no presencial adecuada, y en la que se establezcan los medios y recursos necesarios, salvaguardando la seguridad y salud de las empleadas y empleados públicos”, ha concluido Salgado.