CSIF pide “el fin de la precariedad laboral” para el personal de Paradores en Andalucía, cuya temporalidad supera el 20%
ACTUALIDAD | SECTOR EPE
20 de Agosto de 2021

• Unos 200 trabajadores y trabajadoras de los 16 establecimientos que tiene esta entidad pública estatal en la comunidad andaluza tienen contratos eventuales
• Se trata de la única empresa pública en España en la que no se cobra antigüedad y un porcentaje considerable de la plantilla tiene sueldos que no superan los mil euros

La entidad pública estatal Paradores, que agrupa a 16 establecimientos en Andalucía, constituye “un ejemplo claro de precariedad laboral en el sector público”, debido a la eventualidad que afecta a sus trabajadores y trabajadoras en la comunidad andaluza, que supera el 20%. Así lo ha denunciado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, que reclama que se corrija este exceso de temporalidad.

María José Arias, responsable de CSIF Andalucía en Paradores y miembro del Comité Intercentros a nivel nacional, ha exigido “el fin de esta precariedad”, así como “condiciones dignas para trabajadores y trabajadoras, que también son empleados públicos y que deberían de dejar de tener contratos con condiciones precarias”.

En concreto, del millar de trabajadores y trabajadoras que tiene Paradores en Andalucía, alrededor de 200 tienen contratos eventuales, según los datos recabados por CSIF Andalucía. Concretamente, Andalucía cuenta con los paradores de Mojácar (en Almería), Arcos de la Frontera y Parador de Cádiz, (en Cádiz); Antequera, Nerja, Ronda, Gibralfaro y Málaga Golf (en Málaga); Ayamonte y Mazagón (en Huelva); Carmona (en Sevilla); Cazorla, Úbeda y Parador de Santa Catalina (en Jaén); el Parador de la Arruzafa, en Córdoba; y el Parador de San Francisco, en Granada.

Arias ha recordado que CSIF, que es segunda fuerza sindical en la entidad pública, reclama una oferta de empleo consistente de 1.000 plazas en Paradores a nivel nacional, “ya que la tasa de eventualidad que tiene este personal vulnera totalmente la orden de la Unión Europea que exige reducir la temporalidad en el sector público en España hasta el 8% en un plazo de tres años”.

Precisamente, CSIF denuncia que no se publica una convocatoria de empleo adaptada a las necesidades reales desde hace más de dos décadas, lo que ha provocado que, según los últimos datos de Paradores en 2019 (antes de la pandemia), 1.438 de los 4.074 trabajadores que tiene la entidad en todo el país sean eventuales y lleguen a tener incluso contratos de un día.

Asimismo, María José Arias ha recordado que “los salarios de más del 50% de la plantilla no llegan a los 1.000 euros mensuales y que se trata de la única empresa pública de España en la que la antigüedad no se reconoce con un solo euro”, una situación que CSIF espera corregir con la firma del próximo convenio, que se empezará a negociar en el último trimestre del año.

Las jornadas parciales de las camareras de piso
“Además, existen colectivos específicos en Paradores, como son las camareras de piso, que en su gran mayoría tienen jornadas laborales parciales, sin posibilidad de llegar al 100% de jornada, lo que las condena a una precariedad sin ningún tipo de expectativa de mejora”, ha explicado la dirigente sindical.

Por otra parte, lamenta que “la empresa estatal presuma de haber reducido los costes hasta en 57 millones de euros, porque estos resultados los ha obtenido a costa de precarizar el empleo y las condiciones de los trabajadores, cuando una empresa pública debería respetar la calidad del trabajo y no anteponer los beneficios por encima de cualquier cosa”.