CSIF Educación exige mantener los refuerzos COVID para el próximo curso y subraya que la pandemia ha causado estrés y angustia al 92% del profesorado
EDUCACIÓN
03 de Junio de 2021

El sindicato pide “certezas” a la Administración porque docentes y alumnado tendrán que seguir conviviendo con el virus

CSIF Educación, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en la comunidad andaluza y jienense, ha exigido que se mantengan el próximo curso los refuerzos de personal docente por Covid-19 contratados de manera adicional –que ascendieron a 7.000 efectivos en toda Andalucía y entre 250 y 300 en la provincia de Jaén-- y ha subrayado que un 92% del profesorado andaluz ha vivido este curso momentos de estrés, angustia o hartazgo en su trabajo como consecuencia de la pandemia, según una encuesta hecha por el sindicato.

Así se ha puesto de manifiesto durante una rueda de prensa celebrada por CSIF Educación Andalucía en Córdoba para explicar los planteamientos de la organización sindical en relación al próximo curso escolar 2021/2022 y para hacer un balance del presente curso que está a punto de concluir y que ha estado marcado por la Covid-19.

En este sentido, se ha instado a la Consejería de Educación y Deporte a explicar cuál es su planteamiento para el próximo curso escolar y a aclarar si mantendrá el incremento de efectivos que se contrataron por la Covid-19, tal y como demanda CSIF. En concreto, CSIF Educación demanda la convocatoria de la Mesa Sectorial de Educación para que la Administración educativa aborde con los representantes del profesorado de la enseñanza pública andaluza la planificación que ha desarrollado respecto al próximo curso.

Julia Carcelén, responsable del Sector de Educación en Jaén, exige a la Consejería que nos diga, de verdad, que es lo que tiene programado de cara al próximo curso, ya que “tanto alumnado como profesorado tendrán que seguir conviviendo con el virus en los centros educativos”.

“El profesorado requiere garantías de la Administración y no incertidumbres de cara al próximo curso”, ha señalado la responsable educativa de CSIF, quien ha destacado que más del 67% de los docentes participantes en el citado sondeo –es decir, aproximadamente dos de cada tres-- han considerado que el proceso para su vacunación ha sido lento y les ha generado incertidumbres e inseguridad.

Igualmente, ha señalado que más del 67% del profesorado considera que el incremento de plantilla por la COVID-19 ha sido positivo y ha permitido realizar desdobles de grupos, así como una atención más individualizada del alumnado, según los datos que arroja la mencionada encuesta de balance del curso, que apuntan además que los docentes apuestan claramente por una enseñanza completamente presencial de cara al próximo curso (más de un 74%) frente al 22% semipresencial y un 4% totalmente a distancia.

En cuanto a dotación de medios materiales, el 56% del profesorado dice haber contado con medios materiales para afrontar las situaciones derivadas de la Covid-19, aunque no han sido suficientes.

Carcelén ha manifestado que “el peso para garantizar la seguridad en las aulas no puede recaer, como ha sucedido, en el profesorado, sino que la Administración debe facilitar los medios humanos y materiales para que se afronte el nuevo curso con garantías”, un extremo que, a juicio de la responsable sindical, pasa por “mantener, como mínimo, el refuerzo de personal contratado para el curso 2020/2021”.

Por otra parte, la responsable sindical ha defendido que “la baja natalidad se traduzca en ratios inferiores que posibiliten una mayor calidad educativa y no en una supresión de unidades de la escuela pública”, al tiempo que ha reiterado la necesidad de acabar con el “agravio salarial comparativo” de los docentes andaluces, que cobran entre 134 y 165 euros menos que la media nacional, ha recordado.

Desde CSIF Educación se ha reclamado celeridad para subsanar la discriminación retributiva que sufren los docentes andaluces y que en los Presupuestos de 2022 se incluyan ya partidas para ello. En este sentido, ha recordado que el pasado mes de abril remitió al consejero del ramo, Javier Imbroda, una misiva sobre esta reivindicación.