CSIF valora la labor de todo el personal del sector público durante la pandemia y lamenta la pérdida continuada de empleo público en Jaén
EMPLEO PÚBLICO
03 de Marzo de 2021
  • Con motivo del Día del Empleado Público, que se celebra este miércoles, el sindicato pone de relieve que Jaén ha perdido más de 2.000 efectivos en un año, según los últimos datos disponibles del Ministerio de Política Territorial y Función Pública

Jaén, 3 de marzo de 2021

CSIF Jaén ha valorado el trabajo de todo el personal del sector público durante la pandemia de la Covid-19. Con motivo del Día del Empleado Público, que se celebra este miércoles 3 de marzo, la presidenta de CSIF Jaén, Antonia Ibáñez, ha querido subrayar el trabajo de los 35.445 trabajadores y trabajadoras al servicio de las administraciones públicas que hay en nuestra provincia, según los últimos datos del Ministerio de Política Territorial y Función Pública (MPTFP), “cuya importancia no ha hecho más que ponerse negro sobre blanco como consecuencia de la crisis desencadenada por la Covid-19”.

La responsable de CSIF en Jaén ha apuntado que si comparamos las últimas cifras disponibles del MPTFP, de julio de 2020, se aprecia una pérdida de empleo público de más de 2.000 personas en tan solo un año en Jaén, “lo que no resulta nada alentador”. La mayoría del empleo perdido se aglutina en la Administración Local, que sufre un pérdida de 2.300 trabajadores. Asimismo, la Administración Central lleva muchísimos años siendo la gran relegada en la creación de empleo y, además, si sumamos que es la Administración más envejecida podemos deducir que las jubilaciones se quedan sin cubrir, por eso la pérdida de empleo es más atenuada que en la Administración Local, pero constante a lo largo de los últimos diez años.

Por otro lado, y al contrario que en el resto de Administraciones, la Junta de Andalucía ha sido la única Administración que ha creado empleo en el último año (julio 2019 a julio 2020). “Desde CSIF valoramos el incremento en 211 trabajadores y trabajadoras públicas en la Administración Autonómica, sin embargo consideramos que, además de ser trabajo temporal, es absolutamente escaso y exigimos la implementación de un plan de refuerzo de la Administración pública, especialmente centrado en Sanidad y Educación”.

Asimismo, Antonia Ibáñez quiere hacer hincapié en la responsabilidad, profesionalidad y la dedicación de todos y cada uno de los empleados y empleadas sociosanitarios. “Las residencias de mayores y los centros de menores están de por sí infradotados de personal, debido a que no se han actualizado las Relaciones de Puestos de Trabajo, sin embargo, ha sido gracias a su profesionalidad y dedicación durante esta pandemia que el servicio se ha realizado con la máxima calidad, a pesar de la sobresaturación constante y de la presión ejercida por la covid-19”.

“Ahora que con el proceso de vacunación podemos vislumbrar un final para la situación que nos ha cambiado la vida desde hace un año, es momento de que la Administración se emplee a fondo y diseñe un plan para dimensionar adecuadamente los servicios públicos esenciales, con empleo de calidad para servicios públicos de calidad”, ha añadido.

La mayoría de los nuevos contratos son temporales

“La próxima publicación estadística del Ministerio a este respecto, más actualizada, podrá ofrecernos una visión más precisa sobre lo que ha significado la pandemia en cuanto a cifras de empleo público”, ha añadido Ibáñez, que no obstante, ha advertido que “una gran mayoría de los contratos que se han realizado en los últimos meses tanto en Sanidad como en Educación son temporales, debido precisamente a las necesidades derivadas de la Covid-19”. “Es hora de apostar por un plan de refuerzo de los servicios públicos esenciales serio y riguroso, con empleo que no sea precario, sino de calidad”, ha insistido la presidenta de CSIF Jaén.

CSIF Jaén agradece la labor de “docentes, personal del sistema sanitario público, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, personal de los servicios de Justicia, administrativos, empleados municipales, cocineros, bedeles, trabajadores sociales, bomberos, y un largo etcétera que día a día, con su trabajo, hacen posible los distintos servicios básicos que necesitamos en nuestra vida cotidiana”.