CSIF valora positivamente el descenso de la tasa de paro en el cuarto trimestre de 2020, aunque el año cierra con un 15% más de desempleados que 2019
ACTUALIDAD
28 de Enero de 2021

CSIf Jaén valora positivamente que la tasa de paro en Jaén en el cuarto trimestre de 2020 haya mejorado con respecto al trimestre anterior. Así se desprende de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que sitúa la tasa de paro en la provincia en 22,75%, lo que supone un descenso de cinco puntos con respecto a la tasa registrada en el último informe referido al tercer trimestre cifrada en 27,44%

De este modo, a pesar del mal año para el empleo que ha supuesto 2020 por la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia por Covid-19, en el cuarto trimestre la evolución ha sido favorable respecto al tercero, con 12.500 desempleados menos.

La presidenta de CSIF Jaén, Antonia Ibáñez, considera que el descenso en las cifras de paro “es siempre una buena noticia, pero no podemos olvidar que son 64.700 los jienenses parados en el último trimestre del año, lo que nos sitúa entre las provincias de España con mayor tasa de paro del país”. Los datos de desempleo en Jaén “son más que alarmantes si se tiene en cuenta que 22 personas de cada 100 quieren trabajar y no encuentran un empleo”, lo que se traduce en 7 puntos por encima de la media de la tasa de paro a nivel nacional, situada en un 16,26 por ciento, es decir, 16 personas de cada 100 están en búsqueda activa de empleo entre los meses de octubre y diciembre, sin éxito por el momento.

A juicio de Ibáñez, el descenso de la tasa de paro en el cuarto trimestre de 2020 con respecto al trimestre anterior “se debe a causas coyunturales fruto de la recolecta olivarera y a la campaña de Navidad que genera un incremento de contratos en el sector servicios”. Además, “si realizamos una comparativa con el año anterior en el mismo periodo de tiempo, hay 9.800 parados más en Jaén, dato que nos debe hacer “reflexionar y mucho”. Y es que, si en el cuarto trimestre de 2019 el número de desempleados en Jaén era de 54.900, en este mismo periodo en 2020 la cifra se ha incrementado hasta las 64.700 personas.

Impulso de medidas de reactivación económica

La máxima responsable de CSIF Jaén ha calificado de “lamentable e inadmisible” que Jaén haya cerrado 2020 con un 15% más de desempleados que 2019 e insiste en la necesidad de “exigir políticas activas e impulsar medidas contundentes para la reactivación económica que eviten la total dependencia de la agricultura que tenemos en la provincia a día de hoy”. “No podemos –continúa- conformarnos con los buenos resultados que nos da la Agricultura a finales y primeros de cada año, hay que facilitar las inversiones y trabajar por una estabilidad laboral que forje un tejido productivo solvente y en constante crecimiento”.

Ibáñez ha defendido que “se potencien los servicios públicos como impulsores y motores económicos de la provincia” de cara a afrontar la situación económica y social actual, al tiempo que ha abogado por “un cambio en el modelo productivo que se oriente hacia sectores más innovadores y al impulso de la industria”.

Además, de nuevo son las mujeres las que más se ven afectadas por el paro. En este sentido, del total de desempleados jiennenses en el cuarto trimestre del año, el 58% son mujeres, en concreto, 37.500 paradas, que contrasta con los 27.200 parados varones.