Los trabajadores del servicio de información sobre el covid -19 tendrán que pagarse sus pruebas
COVID-19 | SALUD RESPONDE
19 de Mayo de 2020
  • CSIF lamenta que sean los propios trabajadores los que vayan tener que acudir a una clínica privada para la realización de dichas pruebas
  • El sindicato lamenta el agravio comparativo entre empleados de Salud Responde, los que EPES sí se les hacen las pruebas mientras que a los de Ilunion no

Jaén, 19 de mayo de 2020

La sección sindical de CSIF en Salud Responde lamenta de nuevo el agravio comparativo entre los trabajadores y trabajadoras de Salud Responde, ya que como se denunció hace unas semanas, algunos empleados de este servicio son discriminados y no se les hará el test de diagnóstico del covid-19. Esto ocurre, según ha tenido conocimiento CSIF, debido a que el servicio, público y esencial, de Salud Responde se compone de personal de EPES (Empresa Pública de Emergencias Sanitarias) y de Ilunion. A los profesionales de EPES sí se les realizará dicha prueba, sin embargo a los de Ilunion no.

En este sentido, CSIF exige que se les realice el test a toda la plantilla de Salud Responde, ya que no se comprende esta distinción. Ambos colectivos comparten el mismo edificio, instalaciones, zonas comunes, pasillos… por lo que no se justifica esta discriminación entre los trabajadores de un mismo centro de trabajo.

Si cabe aun más, Ilunion no ha seguido unas medidas de protocolo adecuadas ante la contención del virus, situación que CSIF ha denunciado ante la empresa y públicamente en repetidas ocasiones. “El edificio no se ha desinfectado, no hay papeleras cerradas, se ha repartido solo una mascarilla (de tela o quirúrgica) para toda una semana, no hay ventilación y, además, se han compartido puestos de trabajo y se ha rotado por varios turnos, por lo que todos y cada uno de los trabajadores podemos ser vector de contagio o ser contagiado sin saberlo porque la organización y la efectividad por parte de la empresa ha sido nula”, manifiesta Carlos Abellán, delegado sindical de CSIF en Salud Responde.

Ante estos hechos, los trabajadores de Salud Responde de Ilunion se han visto obligados a acudir a una clínica privada para realizarse los test de diagnóstico, pruebas que se tendrán que pagar los propios empleados para mantener una seguridad en su puesto de trabajo. “Ante esta situación de incertidumbre vamos a acudir a un centro privado para que realice los test a los trabajadores, ya que no estamos seguros. Somos decenas de empleados que compartimos instalaciones, puestos, rotamos en turnos, estamos en continuo contacto con nuestros compañeros y compañeras y después volvemos a nuestras casas, mientras hemos estado toda nuestra jornada de trabajo en riesgo continuado”, lamenta Abellán.

Desde CSIF se reitera que se realicen los test de diagnóstico a todos los trabajadores y trabajadoras y, por supuesto, que se mantenga el protocolo de seguridad en Salud Responde como se indica por parte del Ministerio de Sanidad y del resto de autoridades competentes.