CSIF demanda a la Delegación Territorial de Salud por vulnerar los derechos fundamentales de los profesionales al no dotarlos de protección
ACTUALIDAD | SANIDAD
03 de Abril de 2020
  • Previamente, la central sindical le dirigió escritos a los directores de los centros sanitarios pidiendo equipos de protección y hoy ha denunciado ante la Inspección de Trabajo la falta de material.

Jaén, 3 de abril de 2020

El sindicato CSIF ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo contra la Delegación Territorial de Salud y Familias por lo que entiende una “vulneración de derechos fundamentales” en cuanto a la salud y seguridad en el trabajo de los profesionales de la sanidad en la provincia onubense ante la pandemia del Covid-19.

Ante los múltiples escritos de comunicación de deficiencias y propuestas de mejora que se han remitido desde el sindicato en días anteriores y que no han sido atendidas, el sindicato pide tutela y amparo a la Inspección de Trabajo “por el incumplimiento de la normativa en materia de prevención de riesgos laborales y solicita que sea requerida a la Delegación Territorial de Salud y Familias en Jaén para que provea con carácter inmediato a todos los centros del material suficiente de protección necesario contra el Covid-19, así como refuerzos en los turnos de limpieza, a fin de garantizar la salud y protección de los profesionales del sistema sanitario público de la provincia”.

La solicitud que realiza el sindicato afecta a todos los médicos, titulares superiores, enfermeros/as, celadores, conductores de ambulancia, personal administrativo al servicio de la comunidad sanitaria, en definitiva a todo el personal sanitario y no sanitario de las diferentes áreas y zonas sanitarias, tanto hospitales como centros de Atención Primaria, 061 y todos los demás centros médicos asistenciales -públicos o privados- así como cualquier otra dependencia habilitada para uso sanitario por la emergencia declarada.

Concretamente, en la denuncia ante la Inspección de Trabajo en Jaén, CSIF detalla que “faltan los medios de protección adecuados para garantizar la salud y minimizar el riesgo de contagio entre el personal como batas impermeables, mandiles, mascarillas FPP2 y FPP3, gafas de protección, calzas específicas, contenedores de grandes residuos, mamparas de cristal a modo de protección colectiva en puntos donde exista atención directa a usuarios”. El sindicato incide en que “el alto índice de infección que sufren nuestros médicos, enfermeras, celadores, conductores de ambulancia o personal administrativo se debe a la falta de medios con los que cuentan a la hora de relacionarse con los enfermos infectados”.

Hasta el momento, en la provincia de Jaén, la mayoría de los empleados públicos que se han visto obligados a no acudir a su puesto por resultar contagiados o guardar cuarentena pertenecen al sector de la sanidad pública.

Por todo ello, CSIF reitera la necesidad de que se realicen test rápidos y masivos entre este colectivo, ya que es “una medida imprescindible” para que se descarten los casos negativos y los profesionales en cuarentena puedan volver a sus puestos de trabajo en esta situación de emergencia.

De igual modo, tanto desde CSIF Nacional como desde CSIF Andalucía se pidió ante el Tribunal Supremo y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, respectivamente, que se establecieran medidas cautelares para que la Administración dotara a los profesionales de los medios que necesitan para su protección