CSIF pide cambios en el régimen sancionador de las agresiones a los empleados públicos de centros sanitarios
ACTUALIDAD | SANIDAD
12 de Marzo de 2020
  • En Jaén, las agresiones físicas se han duplicado con respecto a 2018
  • El sindicato registra una propuesta para modificar aspectos de la Ley de Salud Pública de Andalucía con el objetivo de acotar más las conductas reprobables

Jaén, 12 de marzo de 2020

CSIF reclama una serie de modificaciones de la Ley 16/2011, de 23 de diciembre, de Salud Pública de Andalucía, con el objetivo de adecuar el régimen sancionador establecido ante casos de agresiones a los empleados públicos que trabaja en centros del Sistema Sanitario Público de Andalucía a la realidad actual, de manera que sirva de medida disuasoria frente a conductas de este tipo, que lamentablemente continúan en aumento en la comunidad autónoma y que subieron un 22% en 2019, alcanzándose un total de 1.507 agresiones.

La central sindical en Andalucía, que es la primera fuerza multiprofesional de la Mesa Sectorial, ha registrado a través de su Sector de Sanidad una propuesta dirigida a la Consejería de Salud y Familias de la Junta en la que plantea una serie de modificaciones en dicha norma, que sirvan para frenar las agresiones a los empleados públicos en el ámbito sanitario, contra las cuales se conmemora hoy jueves el Día Europeo.

Asimismo, en Jaén se produjeron un total de 122 agresiones en 2019, 99 de ellas no físicas y 23 físicas, lo que representa un incremento del 12% con respecto al año anterior, que fueron 109 (12 físicas y 97 no físicas).

En concreto, las modificaciones de la Ley 16/2011 que plantea CSIF-A van en la línea de que “todas las infracciones sean explícitamente expresadas”, de forma que no existan márgenes de interpretación para que alguna de las conductas de este tipo queden sin sancionar, según el documento registrado por el Sector de Sanidad del sindicato. “En Jaén se han duplicado las agresiones físicas al personal del SAS en tan solo un año y desde las Administraciones se tiene que actuar de forma contundente”, manifiesta Eva Clavero, responsable del sector de Sanidad de CSIF Jaén.

Que la Consejería actúe de oficio en los casos muy graves

Asimismo, se propone un nuevo apartado en la citada norma para que en los supuestos referidos a las infracciones muy graves--, la competencia para iniciar, instruir y resolver los procedimientos sancionadores, así como el ejercicio de la potestad sancionadora corresponda a los órganos de la Consejería competente en materia de salud. Con ello, CSIF propone que la Administración sanitaria actúe de oficio en estos casos.

Otro de los cambios que propone la central sindical es incluir un nuevo apartado con el que quedarían incluidos todos los empleados públicos que trabajan en estos centros.

Igualmente, los insultos y las faltas de respeto, que actualmente no están incluidos como infracciones muy graves, quedarían recogidos en el régimen sancionador de la Ley de Salud Pública de Andalucía, en virtud de la propuesta realizada por el sindicato.

Respecto al Plan de Prevención y Atención de agresiones para los profesionales de Sistema Sanitario Público Andaluz, aprobado recientemente en Mesa Sectorial, CSIF-A ha valorado el consenso alcanzado entre los sindicatos respecto a este documento, si bien ha querido matizar que “llama poderosamente la atención que los principios sobre los que se basa dicho plan, se pase de puntillas por las obligaciones de los usuarios, dejando su cumplimiento a la voluntariedad, puesto que no se contempla regulación sancionadora alguna”.

Precisamente, por ello, y ante el incremento constante del número de agresiones en este ámbito, CSIF-A espera que la Administración sanitaria andaluza tenga en cuenta sus propuestas con el objetivo de “acotar más, si cabe, las conductas reprobables y dotar al SSPA de los instrumentos normativos necesarios que sirvan para disuadir a potenciales agresores”, según ha manifestado el presidente del Sector de Sanidad de CSIF-A, Victorino Girela.

“Son datos intolerables ante los que hay que actuar e implementar las modificaciones necesarias en la norma para que este tipo de acciones tengan consecuencias para los infractores”, ha añadido Girela, que ha subrayado que “CSIF Andalucía continuará trabajando para que los profesionales que trabajan en el Sistema Sanitario Público de Andalucía lo hagan en las mejores condiciones y con la mayor seguridad posible”.