CSIF denuncia que la falta de personal en Salud Responde perjudica este servicio público
SALUD RESPONDE | ACTUALIDAD
08 de Mayo de 2019
  • La falta de personal provoca que se pierdan llamadas y que no se puedan gestionar ciertos servicios por la abundancia de nuevas llamadas entrantes

Jaén, 8 de mayo de 2019

La sección sindical de CSIF en Salud Responde vuelve a denunciar la mala gestión de Ilunion, empresa concesionaria, en este servicio público. La falta de organización del personal y la capacidad nula de gestionarlo que tiene la empresa está provocando una gran pérdida en la calidad del servicio; repercutiendo directamente en la ciudadanía.

En este sentido, Eva Aguayo, delegada de CSIF en Salud Responde, afirma que lo más habitual son las llamadas en cola, incluso diariamente se pierden una cantidad grande de llamadas que no sabemos si son de urgencia o no, puede ser una cita para un médico de cabeza, pero también puede ser una situación extrema en la que esté en riesgo la integridad física del usuario.

Además de la pérdida de llamadas, los trabajadores y trabajadoras tienen que gestionar las situaciones provocadas por las llamadas y realizar los informes oportunos, gestiones que les son imposibles atender. Esta situación, alargada en el tiempo está ocasionando un agotamiento mental de la plantilla, que ve a diario como se desmorona un servicio público esencial. “Hay una sobresaturación generalizada que va creciendo día y a día”, detallan.

Toda esta situación se produce por la escasez de personal en sala. “Hay que reforzar esta plantilla porque en la actualidad, a pesar de la profesionalidad y responsabilidad de los trabajadores, para el volumen de llamadas que llegan a diario no son capaces de llevarlo a cabo; lo que produce una frustración y una profunda ansiedad ante esta situación”.

Ante esta situación extrema, CSIF exige que se refuerce el servicio, que se amplíen a jornada completa los trabajadores y trabajadoras que se mantienen con menos horas o que siguen trabajando solo los fines de semana y que haya una organización eficaz que evite que se pierdan llamadas que podrían ser extremadamente urgentes.