Falta de personal y deficiente infraestructura en el Instituto de Medicina Legal
ADMINISTRACIÓN GENERAL DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA
11 de Abril de 2019

CSIF, tras visitar las instalaciones del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Jaén, por parte del personal AGJA se nos ha trasladado la existencia de una grave problemática existente que afecta personalmente a su situación profesional, en concreto, la devenida de la falta de personal AGJA así como la falta de material e infraestructura
tanto mobiliaria como inmobiliaria de esta unidad.

Prueba de ello es lo que a continuación se reseña:

a) El personal AGJA (personal laboral del VI Convenio colectivo) se encarga no solo de los casos de violencia de género, sino también de casos penales y civil es en general de los 10 partidos judiciales de la provincia de Jaén.

b) Los profesionales de psicología y trabajo social, solo cuentan con una sala para el estudio del caso en cuestión, careciendo de material informático, por lo que se ven obligados a tener que compartir otros espacios con distintos profesionales. (Infraestructura deficiente en esta unidad).

c) Muy importante es el hecho de que no se disponen de un habitáculo diferenciador para las víctimas, encontrándose en la sala de espera el presunto o supuesto agresor, los detenidos y/u otros usuarios.

d) Deben acudir los/las psicólogas a ratificarse en el juzgado correspondiente, con el consiguiente retraso en su trabajo, en el centro.

e) Imposibilidad de gestionar/modificar la agenda de citas, los propios trabajadores psicólogos. Encontrándose con situaciones, de citas y asistencia a juicios, el mismo día y la misma hora.

Por tanto, desde CSIF solicitamos que expuesta la grave problemática existente en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Jaén, en particular: la falta de personal AGJA, psicólogos/as y trabajadores sociales (solicitamos su ampliación en la RPT, ya que actualmente solo hay tres psicólogos/a y dos trabajadores sociales); la deficiencia e insuficiencia de las instalaciones, tanto a nivel mobiliario (muebles y elementos informáticos) como inmobiliario (sala de estudios); la falta de habitáculos diferenciados para las
víctimas, sala de espera, presunto o supuesto agresor/es, detenidos y/u otros usuarios,
por lo que instamos a solucionar tal situación a la mayor celeridad posible.