CSIF Sanidad se reunió con el interlocutor sanitario ante las diversas situaciones de riesgo que se han producido en Jaén
SANIDAD | AGRESIONES
26 de Marzo de 2019
  • El sindicato lamenta la última agresión producida y muestra su repulsa ante cualquier tipo de ataque hacia los empleados públicos
  • Se insta a los trabajadores a que denuncien cualquier situación de riesgo con el fin de crear un protocolo que dé respuesta verdadera y fiable a las posibles agresiones y poder evitarlas

Jaén, 26 de marzo de 2019

CSIF Jaén lamenta la nueva agresión sucedida en el Hospital Neurotraumatológico hace unos días y muestra su repulsa ante esto hecho. Debido a las anteriores agresiones sucedidas en Jaén y Linares, el sector de Sanidad de CSIF Jaén mantuvo una reunión el pasado viernes con el interlocutor policial territorial sanitario en la que se expuso su preocupación por los hechos ocurridos e instó a que la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario se ampliara a cualquier personal, no solo al sanitario. “En las últimas tres agresiones ha sido atacados tanto personal sanitario como no sanitario. Esta última un celador y en la anterior un administrativo, por lo que consideramos que cualquier empleado está en riesgo de sufrir alguna agresión verbal o física, sin la particularidad de que seas médico o enfermero”, manifiesta Eva Clavero, responsable del Sector de Sanidad de CSIF Jaén.

Por otro lado, CSIF ha puesto en marcha en los últimos años la elaboración de campañas informativas sobre el protocolo a seguir ante una situación de este tipo, además del plan de autoprotección con el fin de prevenir y controlar los riesgos y saber cómo dar la respuesta adecuada que ya tiene la Administración de Salud. Asimismo, en el último Comité de Seguridad y Salud, donde CSIF está representado, se abordó la necesidad de analizar el actual Plan de Agresiones para revisarlo y hacer las aportaciones adecuadas para actualizarlo y conocer los aspectos que puedan ser útiles ante posibles nuevas agresiones.

Por consiguiente, Eva Clavero insta a la Administración a zanjar los posibles problemas que puedan provocar este tipo de agresión como son la escasez de las plantillas o la falta de recursos materiales o de infraestructuras sanitarias en las instalaciones. “En la Administración y en los servicios públicos hay que abandonar la cultura reparadora, para instalar la cultura preventiva”, dictamina Clavero. “También, pedimos a los trabajadores que si sufren cualquier tipo de agresión no lo dejen pasar, es necesario denunciar para conocer de primera mano que tipo de agresiones son las mayoritarias y cuál es la situación previa al ataque, del mismo modo que su integridad se ha dañado y se debe responder de forma adecuada para respaldar al trabajador”.

CSIF, ante las situaciones de riesgo en la que se encuentran muchos colectivos de empleados públicos y privados, puso en marcha el gabinete psicosocial CSIF Ayuda en el que se da asesoramiento y apoyo ante diversas situaciones como pueden ser las agresiones, pero también el acoso, el estrés laboral o las drogodependencia.