CSIF denuncia la sobresaturación de trabajo y largas esperas de los usuarios en Salud Responde
SALUD RESPONDE | ACTUALIDAD
15 de Marzo de 2019

• La sección sindical del sindicato en Salud Responde alarma sobre la situación insostenible que tienen los trabajadores y trabajadoras

Jaén, 15 de marzo de 2019

La sección sindical de CSIF Jaén en Salud Responde denuncia la sobrecarga de llamadas que se está produciendo en los últimos días debido a la falta de personal. Esta saturación no solo afecta al estrés de los empleados, sino que la calidad del servicio disminuye considerablemente puesto que se produce la espera de los usuarios de más de dos minutos. “Consideramos que en una situación urgente o de alarma, dos minutos son una eternidad. Además, esta cola de llamadas que se alarga horas, provocando que los trabajadores y trabajadoras no tengan el tiempo suficiente para elaborar los informes o, incluso, para realizar sus reglamentarios descansos”, detallan los delegados.

En estos últimos dos días se ha producido un incremento de ese estrés debido a la falta de personal en sala. Según tiene conocimiento CSIF, alrededor de un tercio de ese personal está realizando una formación para implantar un nuevo servicio en Salud Responde, punto que desde el sindicato es muy positivo y necesario, pero provoca, al no estar bien programado, una falta considerable de profesionales que se hagan cargo del servicio. “La formación es totalmente necesaria y valoramos que se hagan estos cursos, sin embargo, la mala planificación incide directamente en los demás compañeros y, por consiguiente, en la calidad del servicio que se ofrece a los ciudadanos”, indica Jesús Martínez, delegado de CSIF en Salud Responde.

Asimismo, Martínez lamenta que la empresa privada que gestionada este servicio público, Ilunion Contact Center Bpo junto con EPES (Empresa Pública de Emergencias Sanitarias) “ignoran la salud de nuestros compañeros y la calidad en el servicio. Exigimos dignidad en nuestro puesto de trabajo, exigimos un nivel de calidad que poder dar al usuario y no estar en condiciones que podrían recordar a aquellos años de la revolución industrial con un aprovechamiento del trabajador de forma inaudita”.