CSIF valora el seguimiento masivo de la huelga de Instituciones Penitenciarias en la Prisión de Jaén
HUELGA | INSTITUCIONES PENITENCIARIAS
24 de Octubre de 2018
  • El seguimiento en Jaén ha sido del 100% en los turno de noche y tarde y del 95% en el de mañana

Jaén, 24 de octubre de 2018

Los sindicatos UGT, ACAIP, CCOO, CSIF y CIG como organizaciones mayoritarias en Instituciones Penitenciarias han convocado jornadas de huelga en octubre los días 24 y 26 de octubre a fin de instar al Gobierno al desbloqueo del conflicto laboral, que desde hace más de un año se mantiene con la Administración Penitenciaria. En la Prisión de Jaén ha habido un seguimiento del 100% en los turnos de noche y tarde y del 95% en el de la mañana. En este sentido, CSIF valora el seguimiento masivo de la convocatoria a pesar de los servicios mínimos abusivos establecidos por Instituciones Penitenciarias.

Por regla general, ha sido una jornada tranquila aunque ha habido algún pequeño incidente por la mañana cuando los piquetes querían informar a sus compañeros sobre la huelga.

Los sindicatos denuncian la necesidad de abordar una negociación real, tras la propuesta presentada por la administración penitenciaria el pasado 25 de septiembre y que fue retirada tan solo tres días después bajo el argumento de restricción presupuestaria y que suponía un incremento retributivo de 123 millones euros a los largo del periodo 2019-2021

“Los trabajadores y trabajadoras de prisiones nos encontramos absolutamente indignados; entendemos que desde la administración se ha faltado al respeto a los empleados y empleadas de las prisiones y es por ello que hemos convocado una serie de medidas de presión, siendo hoy el primer día de huelga de los seis previsto, dos más en octubre y cuatro a lo largo de noviembre”, afirman los representantes sindicales.

Asimismo, para CSIF, el gobierno debe volver a la negociación con la propuesta de reclasificación de centros y adecuar el salario de los empleados y empleadas de prisiones a las reales cargas de trabajo. Reconociendo de la misma forma que sin personal suficiente la administración penitenciaria no podrá llevar a cabo los objetivos de reeducación y reinserción que la legislación le encomienda.

Por último, los sindicatos manifiestan su desacuerdo con los abusivos servicios mínimos que debemos de soportar como funcionarios públicos y que entendemos que nos impiden un desarrollo normalizado de un derecho legítimo como lo es el derecho de huelga.