Una trabajadora de Salud Responde obligada a recuperar las horas que perdió por ir a la policía a denunciar a un presunto acosador
SALUD RESPONDE | MUJER
27 de Febrero de 2018
  • CSIF lamenta el trato injusto y despectivo de Ilunion, la empresa que gestiona este servicio público de la Junta de Andalucía, hacia sus empleados
  • El sindicato valora la profesionalidad de dicha trabajadora que tras poner la denuncia volvió a incorporarse a su turno de trabajo a ofrecer su ayuda a otras mujeres, ya que ella es una de las encargadas del teléfono 016

Jaén, 27 de febrero de 2018

La sección sindical de CSIF en Salud Responde ha denunciado en diferentes ocasiones en los medios de comunicación y en la Inspección Provincial de Trabajo el trato injusto e injustificado que las empresas que han gestionado el servicio público de Salud Responde ha dado a sus propios trabajadores. Ilunion, empresa que lo administra desde hace casi dos años, mantiene la misma actitud que sus antecesoras, mientras que la Junta de Andalucía se desentiende del servicio y de los trabajadores poniendo en riesgo la calidad del servicio y su oferta a la ciudadanía.

En este caso, CSIF manifiesta su desacuerdo con la actitud injusta de Ilunion y lamenta el trato que está sufriendo una trabajadora de Salud Responde que fue acosada presuntamente durante el trayecto de su casa al trabajo. La trabajadora interpuso la denuncia a la policía durante su jornada laboral y la empresa la obliga a recuperar las horas o descontar la parte de la nómina correspondiente.

En este sentido, la pasada semana, una trabajadora de Salud Responde, que se encarga junto con otras empleadas a la recepción de llamadas del teléfono de la Mujer 016, salía de su casa para incorporarse a su turno de trabajo a las 7 de mañana. A la salida de su domicilio, un hombre comenzó a insultarla presuntamente. Asustada, la trabajadora se subió a su coche y el presunto acosador la persiguió con su vehículo hasta el centro de trabajo de esta. Además, durante el trayecto por la Avenida de Madrid le da un toque en la parte trasera de su coche. La empleada llega al trabajo con un ataque de ansiedad, muy alterada por la situación y decide ir a la policía a interponer una denuncia.

CSIF considera ejemplar la actitud de la trabajadora, que no se intimida y valiente denuncia los hechos. Además, tras poner la denuncia dicha trabajadora volvió a incorporarse a su turno de trabajo a ofrecer su ayuda a otras mujeres, ya que ella es una de las encargadas del teléfono 016.

Asimismo, el sindicato considera incongruente que la empresa ataque así a su trabajadora cuando ella ha actuado de la forma que desde Salud Responde aconsejan a las mujeres que llaman al 016, con valentía y denunciando.

CSIF está consultando con su asesoría jurídica la actitud de la empresa e la insta a reconsiderar su actuación y no poner trabas contra este supuesto maltrato contra la mujer.