Correos Cazorla ha perdido el 40% de carteros en los últimos años
CORREOS | CAZORLA
01 de Diciembre de 2017
  • CSIF Jaén denuncia la acumulación de envíos por la tardanza en llegar la conducción a diario
  • El sindicato reclama que la conducción sea puntual y que se cubran las plazas vacantes, al menos, cuando alguno de los trabajadores se encuentra de permiso

Jaén, 1 de diciembre de 2017

La pérdida de empleo público es un problema continuado desde hace varios años, sin embargo, en la mayoría de Administraciones la recuperación ha sido nula o escasa. En este caso, CSIF Jaén ha tenido conocimiento de la pérdida de puestos de trabajo en los últimos años en la oficina de Correos de Cazorla. De nueve carteros y un jefe de equipo, se ha pasado a seis carteros, eliminando, además, el puesto de jefe de equipo; es decir, se ha perdido el 40% de la plantilla de reparto.

Por otro lado, la hora normal de llegada de la conducción debería de ser a las 08:35, mientras que la hora de llegada de los carteros es a las 08.00. Sin embargo, desde hace varios meses, la conducción esta llegando a las 09.00 horas como muy temprano, llegando algunos casos hasta las 09.15. Es decir, los carteros están más de una hora esperando para poder comenzar su trabajo, pierdo tiempo necesario para poder cumplir con todo el reparto. Blas Buendía, responsable de CSIF Empresas Públicas Estatales en Jaén alerta de la acumulación de cartas y paquetería debido a esa hora diaria que pierden los trabajadores esperando la llegada de la conducción que llega desde Quesada y Peal de Becerro.

En este sentido y referente a la acumulación de envíos, cuando algún cartero se encuentra de permiso, no se contrata a nadie por falta de presupuesto, produciéndose así una mayor acumulación.

Desde CSIF Jaén se exige que la conducción llegue a su hora, para al menos poder realizar el reparto durante su jornada laboral completa y no se incremente la acumulación de envíos. Asimismo, el director de la oficina ya ha puesto en conocimiento al jefe de sector de distribución y no ha recibido respuesta alguna, acto que para CSIF es preocupante por la dejadez que se trasmite.