Largo tiempo de espera e, incluso, pérdida de llamadas en Salud Responde
SALUD RESPONDE | EMERGENCIAS
08 de Noviembre de 2017
  • CSIF insta a la empresa privada que gestiona este servicio público que ofrezca un servicio de calidad y piense en la salud de sus trabajadores

Jaén, 8 de noviembre de 2017

Son muchas las denuncias que CSIF Jaén ha manifestado públicamente sobre la gestión del servicio telefónico de Salud Responde. Este servicio público gestionado por la empresa Ilunion se mantiene únicamente por la profesionalidad de los trabajadores, ya que la empresa se desentiende de la calidad del servicio, mientras solo se ocupa de que se reciban las máximas llamadas posibles, como si fuera un servicio comercial.

En este caso, CSIF alarma de la situación de estrés que sufren los trabajadores. El ritmo de llamadas es muy elevado, los usuarios tienen un tiempo de espera para ser atendidos demasiado alto y la sobrecarga de trabajo es insostenible. “No hay tiempo ni de realizar los informes correspondientes, ni siquiera de beber un poco de agua. Es más, algunos de los trabajadores han sufrido ataques de ansiedad”, lamentan los trabajadores.

En este sentido, además del estrés laboral, el ambiente de trabajo no mejora la situación. Según ha tenido conocimiento CSIF, apenas hay ventilación en la sala, el clima no es el adecuado y el ruido es excesivo.

Por consiguiente, CSIF insiste en que, mientras se pone en marcha la Propuesta No Ley aprobada por el Parlamento para que sea la Junta de Andalucía la que se haga cargo de Salud Responde, Ilunion tiene la obligación de ofrecer un servicio de calidad. Para CSIF, la situación de estrés laboral y sobresaturación de llamadas se podría solventar con la ampliación de la jornada laboral a los trabajadores que llevan varios años con jornadas de entre 8 y 16 horas y, además, contratando a los que se encuentran en la bolsa de trabajo abierta por la propia empresa.

CSIF considera que ofrecer un servicio de calidad es lo que tiene que prevalecer. Los trabajadores y los usuarios son los perjudicados en esta situación y no se puede continuar así.