CSIF denuncia que la falta de personal provoca problemas en el servicio de Salud Responde
• Si los usuarios tienen alguna queja del servicio, la empresa que lo gestiona sanciona a los trabajadores en lugar de solucionar el problema: contratar al personal suficiente para ofrecer un servicio de calidad
28 de Diciembre de 2016

CSIF Jaén denuncia que la falta de personal en el servicio de la Junta de Andalucía gestionado por la empresa privada Ilunion, Salud Responde, está provocando quejas en los usuarios. A pesar de la precariedad y temporalidad con la que trabajan la mayoría de los empleados de Salud Responde, este servicio siempre ha sido un ejemplo de buena calidad para la Junta de Andalucía, sin embargo los empleados ya no son capaces de soportar la cantidad de trabajo. En este sentido, CSIF ya ha denunciado en diversas ocasiones la falta de personal; la precariedad de los empleados, muchos de ellos con contratos de 16 o 20 horas semanales durante más de ocho años, y la temporalidad de sus contratos.

“Sabemos que la Junta de Andalucía está completamente desentendida de los trabajadores del servicio de Salud Responde, de hecho se aprobó la Propuesta No de Ley por el Parlamento de Andalucía y aun la Junta no ha dado ningún paso en firme para ponerla en marcha. Lo que está ocurriendo ahora es que esta mala gestión de Ilunión y el desentendimiento de la junta provoca problemas”, así de tajantes han sido desde la sección sindical de CSIF en Salud Responde. Según tiene conocimiento CSIF, se pierden llamadas porque los usuarios se encuentran demasiado tiempo en espera y los que esperan para ser atendidos lo hacen durante un periodo largo de tiempo. Desde este sindicato no entendemos cómo se perjudica de tal manera a los ciudadanos y un servicio público y esencial no es apreciado como tal, mientras se sigue considerando como un simple call center.

Tras esta problemática, algunos usuarios se han quejado formalmente. Sin embargo, desde CSIF estimamos que la solución que se les están dando a estas reclamaciones es inoportuna e incongruente. En lugar de contratar a más personal o ampliar el contrato a jornada completa los empleados ya contratados, se les amonesta. “Esta solución no arregla la problemática de las largas esperas de los usuarios, debido a la escasez de personal para atender a un servicio como Salud Responde. Lo único que hace es que tanto empleados como usuarios se sientan frustrados ante una empresa que responde mal y tarde y una Administración que ni siquiera responde”.

Desde CSIF instamos al supervisor de Salud Responde que trate de solucionar el problema desde raíz, consiguiendo un servicio de calidad y no perjudicando a empleados y usuarios.