Escasa transparencia en el SAS por la falta de datos de las lista de espera
• En siete años se ha incrementado la lista de espera quirúrgica en un 37 %
09 de Agosto de 2016

CSIF Jaén manifiesta la falta de transparencia del Servicio Andaluz de Salud al no actualizar los datos de las listas de espera quirúrgicas, las demoras en consultas externas o para la realización de algunas pruebas diagnósticas desde el pasado 30 de junio de 2015.

En este sentido, el sindicato desconoce los motivos de esa opacidad de la Administración, aunque sospecha que la única explicación es que se debe haber incrementado de manera importante el número de pacientes pendientes de ser intervenidos o los días de demora media para ello. Del mismo modo, desde CSIF se maneja la hipótesis de que el silencio del SAS se debería a que podría haber aumentado, también, el tiempo de espera para la realización de pruebas diagnósticas, así como el plazo para que los pacientes sean atendidos en las consultas de los especialistas.

CSIF califica esta situación de preocupante, ya que en la provincia de Jaén la lista de espera quirúrgica no ha cesado de crecer desde 2008 a 2015 (últimos datos ofrecidos). Se ha pasado de los 2.945 pacientes en 2008 a 4.795 en 2015, es decir, un incremento del 37,1 %. Con respecto a la demora media, se ha pasado de 48 a 57 días en los últimos siete años, ascendiendo casi un 19 %, destacando negativamente el Complejo Hospitalario con 66 días. “No existe ninguna justificación para mantener oculta información que nos interesa a toda la ciudadanía y que el SAS no hace pública ante posibles críticas e incumpliendo la Ley de Transparencia Pública de Andalucía”, añaden desde CSIF.

A todo esto habría que unir otros factores como la no renovación de contratos, la falta de cobertura de bajas y jubilaciones, los recortes en las contrataciones de eventuales y, hasta hace escasas fechas, los contratos a tiempo parcial; situaciones que implementan unas demoras mayores y más sobrecargas a los profesionales.

CSIF señala que los últimos datos no hacen más que reflejar la insuficiencia de los recursos asistenciales en nuestra provincia ante el aumento de la demanda, provocando desmotivación y sobrecarga en los profesionales.