Trabajadores de Salud Responde, 112 y 061 exigen a la Junta que pongan en marcha las PNL aprobadas en el Parlamento
• CSIF y CGT continúan con la campaña de movilizaciones, que comenzó en el mes de abril bajo el lema “Los servicios públicos no son un negocio, no a las subcontratas”, y que se alargará hasta que la Junta de Andalucía solucione la problemática
29 de Junio de 2016

CSIF Jaén se ha vuelto a concentrar esta mañana junto con trabajadores de Salud Responde, 112 y 061 de Jaén a las puertas de la Delegación Territorial de Gobierno de la Junta de Andalucía denunciando que estos servicios públicos de la Junta de Andalucía funcionan a costa de la precariedad de los empleados. Bajo el lema “Los servicios públicos no son un negocio, no a las subcontratas”, esta central sindical critica que la Junta de Andalucía se desentienda de la gestión de estos servicios públicos que dan cobertura directa al ciudadano ante una posible emergencia o necesidad sanitaria, servicios, que desde CSIF son absolutamente necesarios y deben ofrecerse con la máxima eficacia.

Juan Carlos González, vicepresidente de CSIF Jaén, en declaraciones a los medios, ha detallado que la Junta de Andalucía sigue obviando la precariedad que sufren los trabajadores y, más aún, cuando el Parlamento de Andalucía ha aprobado las Propuestas No de Ley (PNL) en las que exigen al Gobierno de la Junta de Andalucía realizar todas las actuaciones oportunas para la solución del conflicto laboral en las distintas empresas de emergencias. “Los trabajadores llevan manifestando su situación desde hace varios meses, el Parlamento se ha hecho eco de sus reivindicaciones y ahora es el turno de la Junta de Andalucía de poner fin y dar solución a la precariedad y la inestabilidad de los trabajadores”, afirma González.

En Jaén hay un total de 350 trabajadores de Salud Responde, 112 y 061 que se encuentran en esta situación y que han denunciado que estos servicios públicos absolutamente necesarios funcionan a costa de sus trabajadores profesionales y responsables. “La precariedad, la inestabilidad y la falta de moral laboral es lo que rige el funcionamiento de estos servicios públicos y la Junta de Andalucía lo sigue permitiendo desde hace varios años y con sentencias firmes de los Tribunales. Desde CSIF se pide que si la Junta de Andalucía, que es la responsable de contratar a las empresas para dar el servicio, que si no es capaz de garantizar los derechos de los trabajadores a través de las empresas privadas (Qualytel e Iluniun) que ofrecen sus servicios que sea ella misma la que tiene que hacerse cargo de ellos.

CSIF continuará con la campaña de movilizaciones hasta que la Junta de Andalucía ejecuta las PNL aprobadas por el Parlamento de Andalucía y decida buscar una solución a esta problemática que sufren más de 300 trabajadores.