Trabajadores del Laboratorio de Sanidad Animal se manifiestan contra su cierre
• CSIF se opone a la clausura del centro por las consecuencias sociales, económicas y laborales que tendría esta decisión
• El sindicato se ha concentrado junto con los empleados públicos del centro exigiendo a la Junta que no se apruebe el decreto que provocaría la clausura del laboratorio
20 de Junio de 2016

CSIF Jaén se ha concentrado esta mañana junto con los trabajadores del Laboratorio de Sanidad Animal para exigir a la Junta de Andalucía que no se cierre este centro en Jaén, ya que es el único centro de estas características en la provincia. CSIF, que lleva denunciando desde abril las intenciones de la Junta de Andalucía de clausurar el centro, se opone a su cierre y alerta de las “desastrosas consecuencias que esta decisión tendría a nivel social, económico y laboral” porque dejaría a los ganaderos jienenses sin centro de referencia.

CSIF explica que en la provincia solo existen dos laboratorios, el de Jaén que es un centro de referencia de sanidad animal, ya que se encarga de analizar las muestras que permiten certificar el buen estado sanitario del ganado equino, ovino, caprino, bovino y porcino de la provincia, y sus controles de vacunación, y el de Mengíbar que trata la sanidad vegetal. Es el centro de Jaén el que la Junta de Andalucía pretende clausurar. Para CSIF, con el cierre del laboratorio de sanidad animal perjudicamos a los ganaderos, pues no existe ningún laboratorio de esta tipología en nuestra provincia y una vez más Jaén se quedaría en clara desventaja con el resto de provincias e incluso estaríamos hablando de una privatización de los servicios públicos. En este sentido, CSIF considera que los usuarios del centro, es decir, todos los ganaderos de la provincia, tendrían un gasto mucho mayor debido a la posible privatización del servicio o por los traslados de las muestras a otras provincias.

CSIF ha mantenido una reunión con el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en Jaén con el fin de mantener un diálogo fluido y poder exponer las consecuencias y el grave perjuicio para ganaderos y trabajadores que supondría la clausura del centro; sin embargo, y a pesar de comentar el delegado que “ese tema estaba en suspense”, no se descartaba el cierre, ya que prevalecían cuestiones económicas.

“Nuestro sindicato ha comenzado una recogida de firmas que serán entregadas en la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en apoyo a los trabajadores y a los ganaderos y no pararemos hasta que se solucione esta problemática”, concluye Antonia Ibáñez, responsable de Administración de la Junta de Andalucía de CSIF Jaén.