CSIF exige a la Junta la mejora de Salud Responde
• La central sindical comenzó en abril una campaña de movilizaciones por la dignificación de los trabajadores y del servicio público de Salud Responde
13 de Junio de 2016

Los trabajadores del servicio público de Salud Responde llevan más de dos años denunciando públicamente las nefastas condiciones laborales que sufren y es que la Junta de Andalucía se desentendió completamente de la gestión del servicio público y ha estado siendo administrado por diversas empresas privadas, siendo Qualytel la que lo gestiona actualmente. También, CSIF Jaén y CGT ya comenzaron en abril una campaña de movilizaciones con el fin de que la Junta de Andalucía deje de mirar hacia otro lado mientras este servicio funciona a costa de la precariedad de los trabajadores. Asimismo, también se inició una campaña informativa para que la ciudadanía conozca los servicios tan esenciales que ofrece Salud Responde mientras los trabajadores tienen un contrato basado en el convenio del telemarketing.

Esta semana, el Parlamento de Andalucía ha aprobado una propuesta no de ley en la que exige al Gobierno de la Junta de Andalucía realizar todas las actuaciones oportunas para la solución del conflicto laboral y la dignificación de las condiciones laborales de la plantilla de los centros de gestión telefónica de Salud Responde, encontrándose la sede central en Jaén. En este sentido, Carlos Abellán, delegado sindical de CSIF y trabajador de Salud Responde, considera que ya la Junta de Andalucía no tiene que dilatar más esta situación conflictiva y precaria para los trabajadores y tiene que ofrecer un servicio público acorde con lo que exigen los ciudadanos.

Por otro lado, CSIF, por enésima vez, insta a la Administración que garantice que Qualytel cumpla con las condiciones pactadas y con las sentencias de los Juzgados y de la Inspección de Trabajo. “Tras semanas concentrándonos ante la Delegación Territorial de la Junta en Jaén, exigiendo que se cumplan las cláusulas del convenio colectivo y que la empresa no haga oídos sordos a las sentencias judiciales, la Junta de Andalucía tiene la oportunidad de devolver a los trabajadores unas condiciones dignas, algo completamente esencial, pero que los 300 trabajadores de Salud Responde de Jaén han dejado de tener durante los últimos años”, detalla Carlos Abellán.

Otro de los aspectos que el Parlamento Andaluz aprobó por mayoría es que la gestión del servicio de Salud Responde sea prestado directamente por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) una vez que el 30 de junio se venza el contrato con Qualytel.

Para concluir, CSIF valora el apoyo del Parlamento al servicio y a los trabajadores de Salud Responde, sin embargo exige de forma urgente a la Junta de Andalucía que dé también el paso de escuchar a los trabajadores e implicarse en la mejora de un servicio absolutamente esencial para la ciudadanía.