CSIF exige el desarrollo del protocolo contra las agresiones en el trabajo en las prisiones
• La central sindical insta a la Administración a que se cumpla la regulación vigente poniendo los medios para evitar las agresiones que se producen en los centros penitenciarios
03 de Junio de 2016

El pasado día, 2 de junio se produjo una agresión en el departamento de mujeres del Centro Penitenciario de Jaén. Este departamento está dentro de programa de tratamiento “Módulos de Respeto”, sin embargo, el hecho de ser el único módulo residencial de mujeres del Centro, hace que albergue también otro tipo de internas que no se adaptan a las normas de convivencia. Lo que está originando conflictos a veces de la gravedad como el ocurrido ayer.

La interna fue amonestada por la funcionaria que prestaba servicio en el módulo de mujeres pues estaba manteniendo una actitud antirreglamentaria de alteración del orden. Lejos de deponer su actitud, la interna comenzó a gritar amenazas de muerte hacia la funcionaria y finalmente se lanzó contra ella agarrándola de la ropa y golpeándola. La funcionaria fue atendida en un primer momento por los servicios médicos del Centro y posteriormente en los servicios de urgencias hospitalarias de la capital.

En este sentido, la sección sindical de CSIF en el Centro Penitenciario de Jaén ha pedido a la Dirección del Centro la aplicación del primer grado de tratamiento, así como su aislamiento provisional por la agresividad que manifiesta esta interna; medidas reglamentarias que ya se han llevado a cabo. Este desgraciado incidente contra los empleados, se suma a un repunte de actos de violencia entre internos que se están viviendo en este Centro en los últimos días.

“Desde CSIF, seguimos reiteradamente exigiendo a este Gobierno, que el Protocolo de actuación frente a la violencia en el trabajo en la Administración General del Estado integre y se adapte a la problemática específica de la administración penitenciaria. Y que la Administración vele por la seguridad de los trabajadores y cumpla la regulación vigente poniendo los medios para evitar las agresiones que se producen en los centros penitenciarios y en caso de ocurrir se evalúen las causas, se planifiquen las medidas preventivas y se facilite a los trabajadores que sufran una agresión el apoyo psicológico y jurídico que necesiten”, ha detallado Miguel González, responsable del Sector de Administración General del Estado en Jaén.

“Igualmente, exigimos que los profesionales de Instituciones Penitenciarias, en el ejercicio de sus funciones, tengan la consideración de Agentes de la Autoridad de forma expresa y concreta como ocurre para otros colectivos en lugar de la referencia genérica actual”, concluye Miguel González.