Los ganaderos se podrían quedar sin conocer el estado de sus reses por el cierre del laboratorio de sanidad animal de Jaén
• La prueba de la tuberculosis, que se tiene que hacer antes de las ocho horas siguientes a la extracción, podría verse afectada, ya que se tendrían que mandar las muestras a Córdoba o a Granada
• CSIF se opone a la clausura del centro por las consecuencias sociales, económicas y laborales que tendría esta decisión
25 de Abril de 2016

El Sector de Administración de la Junta de Andalucía de CSIF Jaén critica que la Administración Autonómica quiera cerrar el laboratorio de sanidad animal de Jaén. Además de este cierre, la Junta de Andalucía tiene la intención de cerrar otros seis laboratorios en la comunidad. CSIF se ha opuesto a su clausura y ha alertado de las “desastrosas consecuencias que esta decisión tendría a nivel social, económico y laboral”. La central sindical indica que esta medida “no tiene ningún sentido de mejora de los servicios o de ahorro de costes”.

En este mismo sentido, CSIF manifiesta que no se entiende el cierre del centro, debido que no habría ningún ahorro económico puesto que el gasto de personal se mantiene porque se reubican en otros centros. También, el edificio donde se encuentra el laboratorio en Jaén es propiedad de la Diputación y cuyo uso lo cedió a la Junta y esta no paga alquiler ni hipoteca y, además, dicho edificio es compartido con la Oficina Comarcal Agraria por lo que los gastos de mantenimiento y limpieza no disminuyen.

CSIF explica que en la provincia solo existen dos laboratorios, el de Jaén que es un centro de referencia de sanidad animal, ya que se encarga de analizar las muestras que permiten certificar el buen estado sanitario del ganado equino, ovino, caprino, bovino y porcino de la provincia, y sus controles de vacunación, y el de Mengíbar que trata la sanidad vegetal. Es el centro de Jaén el que la Junta de Andalucía pretende clausurar, dejando así a la provincia de Jaén sin laboratorio de sanidad animal. Para CSIF, con el cierre del laboratorio de sanidad animal perjudicamos a los ganaderos, pues no existe ningún laboratorio de esta tipología en nuestra provincia y una vez más Jaén se quedaría en clara desventaja con el resto de provincias e incluso estaríamos hablando de una privatización de los servicios públicos.

Además, de las cámaras frigoríficas que se encuentran en el centro de Jaén donde se almacenan las vacunas de Lengua Azul y de otras enfermedades que afectan a los animales, por su importancia tendríamos que destacar la prueba Gamma Interferon que se realiza allí y muestra los resultados de la tuberculosis bovina. “Estamos hablando de una técnica muy delicada en la que se tiene que extraer sangre de todas las vacas de la explotación y desplazarlas desde la explotación al laboratorio y a partir de ahí empezar a desplasmar e incubar. Esta prueba tiene que realizarse en las ocho horas siguientes a la extracción, sin embargo, si Jaén se queda sin laboratorio de sanidad animal estás pruebas podrían verse afectadas porque tendrían que mandarlas a Granada o Córdoba”, manifiesta Antonia Ibáñez, responsable del Sector de Administración de la Junta de Andalucía de CSIF en Jaén.

Asimismo, en relación al personal, este tendría que reubicarse en otros centros suponiendo un grave perjuicio para su conciliación laboral y familiar. CSIF Jaén ha pedido una reunión con el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en Jaén con el fin de mantener un diálogo fluido y poder exponer las consecuencias y el grave perjuicio para ganaderos y trabajadores que supondría la clausura del centro.