CSIF reclama mayor esfuerzo conjunto para evitar las agresiones a los profesionales del SAS
16 de Marzo de 2016
Cartel Día contra agresiones sanitarios
  • Pide un pacto entre administraciones, agentes sociales y económicos para establecer medidas que impidan las agresiones en los centros sanitarios, que sumaron 935 casos el año pasado, 57 en la provincia de Jaén

Jaén, 16 de marzo de 2016

CSIF conmemora hoy el Día Nacional contra las Agresiones a los Profesionales Sanitarios reclamando un mayor esfuerzo conjunto para evitar esas situaciones, que rozaron el millar en 2015 en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), 57 de ellas en la provincia de Jaén.

En Jaén, 11 de las 57 han sido agresiones físicas, frente a las 46 no físicas, entendiéndose como tales gritos, insultos y amenazas. CSIF Jaén comenzó el año 2016 denunciando la agresión al celador-conductor del centro de salud de Jódar y pidiendo la creación de Observatorio para orientar a los profesionales sanitarios en la resolución de estos accidentes. Además, instamos a la Administración a aumentar los botones antipánico implantados y a poner GPS y timbres en las ambulancias, ya que en Jaén no se cuenta con ninguna ambulancia con estos recursos.

En concreto, según los datos que maneja la Central Sindical, el año pasado se produjeron en el Servicio Andaluz de Salud un total de 935 denuncias por agresión por parte de los profesionales sanitarios, una cifra preocupante a juicio de CSIF Andalucía, que reclama un pacto entre administraciones, agentes sociales y económicos para establecer mayores medidas y protocolos de actuación que eviten esos casos.

En este sentido, para el Sector de Sanidad de CSIF-A resulta preocupante que el 25% de esas agresiones, en concreto 237, no tuviesen causa aparente, por lo que exige actuaciones en materia de seguridad para evitar esos casos, que suelen ser los más conflictivos y los de peor solución. Por situaciones, siete fueron por agresión o acoso por razón de género; 61 por demandar atención fuera de la cita programada; 40 por demandar atención sin cita previa; 78 por demandar prestación no incluida en las opciones anteriores; 29 por demandar prestación/medicación para un familiar; 81 por demandar tratamiento distinto al prescrito; 290 por desacuerdo con el trato o conducta en el acto del profesional; 71 por disconformidad con el tiempo de atención en el centro; 14 por disconformidad con el tiempo de atención en los avisos urgentes; diez por discusión entre usuarios; seis por no haber sido derivado al especialista; diez por no recibir parte de alta o baja, y una por razón de raza. De éstas, 204 fueron agresiones físicas, mientras que 731 fueron verbales.

Por último, CSIF-A recuerda que la prevención y la formación en PRL son fundamentales para evitar este tipo de situaciones, que tienen orígenes diversos, pero que provocan situaciones desagradables y conflictivas en los centros de trabajo. A este respecto, insiste en que las campañas contra la imagen del Empleado Público han ayudado a incrementar estos datos, que CSIF-A considera preocupantes.