CSI-F muestra su preocupación por la reforma laboral que no consigue frenar la sangría de destrucción de empleo
06 de Marzo de 2012

Febrero suma otros 112.269 parados más a nivel nacional y Andalucía lidera la destrucción de empleo con 36.404 parados más, superando el millón de desempleados. En Málaga han sido 5.001 las personas que engrosaron las listas del paro.

Un mes más se sigue destruyendo empleo en nuestro país, lo que significa que la reforma laboral impuesta por el gobierno, a pesar del poco tiempo de su aprobación, no ha servido para parar en lo más mínimo la destrucción de empleo; que en nuestra provincia se ceba especialmente con el sector servicios, destruyendo 2.203 empleos, los cuales una vez pasados los efectos de las fiestas navideñas, convierten a este sector en el gran destructor de empleo sumando ya 117.737 malagueños dedicados al sector servicios sin un puesto de trabajo.

Las decisiones adoptadas por el Gobierno Central y el Gobierno Autonómico no han conseguido trasladar la confianza necesaria a los emprendedores para reactivar la contratación. Durante el mes de febrero han sido 36.404 andaluces los que han engrosado las listas del desempleo y suman ya más de un millón los andaluces que no disponen de un puesto de trabajo. CSI-F entiende que se necesita un giro importante en la política económica de nuestro país que reactive el consumo y que apoye a los ciudadanos.

El Gobierno debe exigir que los objetivos de déficit público sean renegociados y éstos no pueden impedir la reactivación económica generadora de empleo. Desde CSI-F pedimos el mantenimiento de los Servicios Públicos esenciales que garantizan la cohesión social en una situación de crisis económica, que están pagando exclusivamente los trabajadores y exigimos que no se sigan produciendo recortes en los mismos.

Ver Galería