Maestros y profesores rechazan la eficacia de los nuevos reglamentos de los centros, según un estudio realizado por CSI·F Andalucía
13 de Febrero de 2012

Más burocracia, menos autonomía, eliminación de medidas como la incorporación gradual en Educación Infantil o el incremento desmesurado de las funciones y potestades de la dirección resumen el sentir de más de 1400 maestros y profesores en una encuesta realizada por el sector de Enseñanza.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSI·F, ha realizado una encuesta a más de 1400 profesores y maestros de toda Andalucía en la que destaca que los nuevos Reglamentos de Organización de los centros educativos no aportan nada nuevo y positivo a la gestión de los colegios e institutos andaluces.

En esta ocasión, asegura Francisco Hidalgo, presidente del sector de Enseñanza de CSI·F Andalucía, “hemos querido poner la lupa sobre los Reglamentos Orgánicos de los centros, fuertemente contestados en su momento tanto por los docentes como por CSI·F”. La radiografía que nos ofrecen más de 800 docentes de Infantil y Primaria de los nuevos ROCs visualiza aquellas cuestiones y problemas que ya CSI·F Andalucía denunció y reivindicó en su momento. Así, los maestros andaluces consideran en su mayoría, un 75%, que no ha habido problemas en la asignación de tutorías como consecuencia de los nuevos reglamentos, básicamente porque casi todos los centros han mantenido la dinámica y funcionamiento establecido a tal fin por los claustros anteriormente.

Por otra parte, el profesorado de los colegios de Infantil y Primaria detecta que con los nuevos reglamentos se ha incrementado la burocracia de la labor docente, en concreto, así lo afirman casi el 77% de los mismos, frente al 22% que no lo consideran. De igual modo, los docentes andaluces opinan mayoritariamente, 73%, que el director asume demasiadas competencias y funciones con los nuevos ROCs y al 65% no le parece bien la potestad disciplinaria que éstos otorgan a la dirección de los centros.

Además, uno de los objetivos que se pretenden, al menos teóricamente, con los nuevos Reglamentos Orgánicos de los centros, esto es, dotarlos de mayor autonomía, no es detectado por los docentes, ya que el 70% de ellos opina que los centros no tienen mayor autonomía tras la puesta en marcha de la nueva normativa.

Por último tres cuestiones ofrecen especial relevancia en las encuestas cumplimentas por los maestros de los colegios andaluces, asegura Hidalgo. En primer lugar, en su mayoría, más del 77%, creen que la supresión del periodo de adaptación en Educación Infantil ha sido negativo, una supresión ampliamente debatida y rebatida por los docentes de este nivel educativo. En segundo lugar, los docentes andaluces detectan que tras la aplicación de los nuevos reglamentos ha aumentado la presencia del Servicio de Inspección en su centro, así lo aseguran más de 71% de ellos. Y finalmente, casi el 69% de los maestros andaluces aseguran que la existencia de la Comisión Permanente del Consejo Escolar no ha supuesto algo positivo para el funcionamiento de los centros.

LOS PROFESORES DE SECUNDARIA TAMBIÉN SUSPENDEN LOS ROCs

Por otra parte, las discrepancias que manifestaron los profesores de Educación Secundaria cuando se aprobaron los nuevos Reglamentos Orgánicos de los centros quedan patentes en las más de 600 encuestas cumplimentadas. Así, para el 56% de los mismos la reducción del número de departamentos didácticos ha generado perjuicios para la organización del centro, frente al 45% que considera que no. Además, y en esto coinciden con los docentes de Infantil y Primaria, el 80% de los profesores asegura que los reglamentos han incrementado la burocracia de su labor docente. Y, casi el 70% asegura que han aumentado sus funciones sin que ello este acompañado por su correspondiente asignación horaria.

Respecto a la dirección, el profesorado de Secundaria andaluz asegura que el director asume excesivas funciones y competencias con los nuevos reglamentos, para casi un 70%. Y al 62% de ellos no les parece bien que la dirección tenga la potestad disciplinaria que le otorgan los ROCs. En porcentajes similares a lo que opinan los maestros de Infantil y Primaria, los profesores andaluces consideran que los nuevos reglamentos no otorgan más autonomía a los centros (65%) y para el 52% el nuevo sistema de sustituciones no mejora al anterior.

Por otra parte, sólo el 30% de los profesores consideran que las nuevas medidas de convivencia han sido efectivas, mientras que para el 70% restante no han contribuido a mejorar este aspecto de los centros de Enseñanza Secundaria.

Otra figura denostada por los profesores andaluces es la del delegado de padres, considerando una amplia mayoría, concretamente el 82% que “no ha aportado algo positivo a la función tutorial”.

Finalmente, los profesores de Secundaria de los institutos andaluces también detectan un aumento, casi el 68% de ellos, de la presencia del Servicio de Inspección Educativa en su centro como consecuencia de la aplicación de los nuevos reglamentos. Por último, casi el 65% de los docentes de Secundaria asegura que el nuevo departamento de formación no está siendo un factor positivo.